Imputaron a uno de los miembros del “clan Mustafá” de Barranquitas

''

Luego de que la Justicia ordenara el embargo de una serie de bienes y propiedades que se encontraban a nombre de su hermana, Diego Martín Mustafá fue imputado esta mañana en el Juzgado Federal Nº 1 de Santa Fe por lavado de activos.

La imputación se dio en el marco de una audiencia indagatoria realizada ante el juez Reinaldo Rodríguez, donde el fiscal que instruye la causa, Gustavo Onel, le atribuyó tener en su poder, junto con su hermana, C.V. Mustafá, un voluminoso patrimonio, basado en automóviles e inmuebles, sin tener una actividad lícita que solvente esa adquisición.

El inicio de la investigación comenzó en el 2016 a raíz de una causa por infracción a ley nacional de estupefacientes (23.737). A partir de allí, se desplegó una pesquisa para determinar la situación patrimonial de Mustafá, el cual –según indicaron los reportes de la Afip– no registra ninguna actividad económica.

En tanto, su hermana figura como propietaria de un pequeño local de indumentaria que, según sospechan los investigadores, no es compatible con la cantidad de propiedades que figuran a su nombre.

Entre Santa Fe y la costa

Los bienes que investiga la Justicia son en total siete inmuebles. Tres casas ubicadas en la ciudad de Santa Fe (dos en Barranquitas y una en barrio Roma) y cuatro lotes que se encuentran en la comuna de Arroyo Leyes, los cuales –según informaron fuentes judiciales a UNO Santa Fe– serían de dimensiones mayores a los 500 metros cuadrados. Dichas propiedades se encuentran a nombre de C.V. Mustafá, quien, según sospechan los investigadores, obró como una especie de testaferro con el fin de “asegurar el provecho de las actividades ilícitas de su hermano”.

Por su parte, la pesquisa apunta a tres vehiculos –una moto, un cuatriciclo y un VW Vento– los cuales también fueron decomisados por agentes de inteligencia de Gendarmería Nacional tras el dictamen del juez Rodríguez que ordenó el embargo y secuestro de dichos bienes.

El origen

Los pesquisas del caso tienen sospechas que los bienes y automóviles pueden haberse adquirido a través de negocios ilícitos vinculados a la venta de estupefacientes de la zona oeste de la capital provincial. Precisamente en los barrios Barranquitas y Villa del Parque.

Aquellas sospechas surgieron luego de que el mismo Mustafá tuviera un vínculo familiar con el clan Maldonado, liderado por el “Diablo” y “Bam Bam” Maldonado, quienes cayeron en manos de la Justicia federal por venta de estupefacientes.

A esta conexión con el clan Maldonado se suma además que el principal investigado fue condenado por un homicidio en el ámbito de la Justicia provincial en 2007 y por tenencia de estupefacientes con fines de comercialización en el Tribunal Oral Federal de Santa Fe.