Ordenaron la detención de un policía y de dos manifestantes

''

El juez federal Sergio Torres ordenó la detención de un policía federal y de dos manifestantes debido a lo ocurrido el lunes 18 de diciembre en la Plaza del Congreso durante las protestas por la ley de reforma previsional que se discutió en la Cámara de Diputados.

El magistrado pidió la detención del efectivo de seguridad que pisó con una moto a Alejandro Gabriel Rosado, un cartonero que declaró no haber estado la manifestación, mientras estaba tirado en el piso, algo que le ocasionó lesiones en el pecho y una quemadura en su pierna. El Ministerio de Seguridad de la Nación, a cargo de Patricia Bullrich, deberá identificar al agente del Grupo de Operaciones Motorizadas de la Federal para que declare en indagatoria.

En la causa se investigan si se cometieron los delitos de resistencia a la autoridad, intimidación pública y lesiones graves, entre otros.

El juez dispuso también la detención de dos manifestantes identificados como César Javier Arakaki y Lucas Iván Sauret, quienes aparecen en muchas imágenes agrediendo a un policía de la Ciudad caído en el piso. El efectivo, llamado Brian Fernando Escobar, tuvo como consecuencia de esa agresión -según consta en el expediente judicial-fractura del hueso temporal del cráneo y pérdida de la audición del oído izquierdo.

El juez también ordenó indagar al policía de la Ciudad que le tiró en reiteradas ocasiones gas pimienta a un jubilado, para luego pegarle un palazo

Torres, además, citó a indagatoria al militante de la UOM La Matanza Mariano Stansiola quien aparece primero tirando piedras contra la policía y luego socorriendo a un agente caído.

También solicitó la indagatoria del sargento de la Policía Bonaerense Damián Alejandro Ferrero, quien aparece tirando piedras con una camiseta del Club Deportivo Riestra.

Según explicaron a Infobae fuentes judiciales se determinó que la persona que apareció filmada rompiendo monumentos y una glorieta con un martillo no es una mujer. Se trata de un hombre que está por ser identificado por la Policía de la Ciudad.

Por otro lado, el periodista Julio Bazán ya declaró ante el magistrado para tratar de identificar las personas que lo agredieron durante los incidentes que se registraron en las inmediaciones del Congreso. Mientras el cronista de TN daba cuenta de lo que ocurría, un grupo de violentos comenzó a insultarlo, para luego pasar a la agresión física, con golpes y patadas. Bazán tuvo que retirarse del lugar ante la creciente y cobarde agresión en su contra, pero mientras caminaba continuaron los golpes y además le arrojaron agua y desechos en el rostro.