Un comisario declaró que un sector del gobierno “recaudaba” de la droga

''

El comisario inspector Gustavo “Gula” Pereyra, exintegrante de la disuelta Secretaría de Delitos Complejos y acusado de pasar información a Los Monos, brindó una extensa declaración esta mañana en la jornada 22ª del juicio oral a la banda narcocriminal Los Monos.

Pereyra negó haber filtrado datos a la organización e insistió con que sus jefes Ana Viglione y Andrés Ferrato le encomendaban investigaciones sobre drogas, pero luego “mintieron” al declarar sobre las tareas que les solicitaban. En alusión a superiores del gobierno provincial de entonces que no identificó, dijo que lo hicieron a pedido de “personas” que luego le ordenaron a Viglione “desconocer” a Gula cuando fue detenido en este causa.

“Había dos líneas, la que quería recaudar y la que no quería recaudar. Y ganó una, sacrificaron los peones”, dijo Pereyra que además fustigó a los integrantes de la Brigada Operativa de Judiciales que investigó a la banda. “Estaban haciendo una recaudación y los querían poner a (Esteban) Alvarado y a Luis Medina para que manejaran toda la zona”, sostuvo.

Además dijo que el policía, Luis Quevertoque, integrante de esa brigada “era socio de Alvarado”.

El comisario leyó mails enviados a sus superiores sobre investigaciones de búnkers y otra que le encomendaron sobre los mismos integrantes de la Brigada que en ese momento investigaba a la familia Cantero. Por último, entregó como prueba al tribunal un cuadernillo azul donde anotaba datos de sus pesquisas entre las que figuraban seguimientos a “políticos”.