Cuánto sale una tarde en la isla

''

Con el verano a la vuelta de la esquina, en Rosario empiezan a ganar terreno las opciones al aire libre. Como cada año, las playas de El Banquito de San Andrés, invitan a disfrutar a pleno del sol junto al Paraná. Combinan la tranquilidad de una franja de arena aislada al otro lado del río con servicios que permiten almorzar o tomar un trago en un lugar único.

Para llegar a El Banquito basta embarcar en La Fluvial, a pasos del Monumento a la Bandera. El cruce demora sólo 15 minutos y da acceso a una isla agreste con paradores sobre una larga costa de arena, ideal para pasar el día mientras la ciudad queda lejos, recortada sobre el horizonte.

Los paradores ofrecen sandwiches y comidas rápidas, no falta la opción de comer pescado a la parrilla, y en general salen jugos, licuados, tragos y cervezas. Todo se acompaña con música, actividades como fútbol y voley en la arena, deportes náuticos, guardavidas y alquiler de sombrillas y reposeras.

Los tres paradores:

– Deja Vú se alza con el deck más grande y la mayor capacidad de cubiertos, unas 200 personas. Además de una buena parte techada, el deck tiene una terraza elevada que ofrece las mejores vistas panorámicas de la playa.

Para el almuerzo, junto a sandwiches y hamburguesas, sirve la especialidad regional: pescado de río. El sabor del pescado fresco, sin espinas, es ideal para degustar en el ambiente isleño. Recomendable el pacú o la boga despinada a la parrilla ($190). Además ya son clásicos de temporada el sandwich de bondiola o de vacío y las picadas.

– Sudestada, tiene un deck con mesas y sillones para unas 70 personas. Puede decirse que se diferencia de Deja Vú proponiendo una onda joven, con licuados, ensalada de frutas, cerveza artesanal, barra de tragos, cervezas de litro y buena música.

Para almorzar sirven sandwiches, ensaladas y algunos platos calientes. Recomendable el Sandwich vegetariano con vegetales salteados gratinados con queso, rúcula y tomate (unos $80), y un Wok de arroz integral con vegetales ($120).

Alrededor de Sudestada hay un buen espacio de sombra entre los árboles, no sólo para apartarse por un rato del sol sino, también, para la opción de contar con parrillero, mesas, sillas y duchas.

– El tercer clásico es Vladimir, el parador más antiguo. Está en la parte alta de un amplio sector de arena, ofreciendo un local de forma hexagonal donde pueden pedirse distintas opciones de sandwichería, desde superpanchos ($80) hasta especialidades como el sandwich de lomo Vladimir (pebete con lomo, jamón, queso, lechuga, tomate y huevo por $150). Para la tarde salen mucho los licuados y las aguas saborizadas.

En el área de playa se dispone de cancha de beach voley, ducha al aire libre y alquiler de sombrillas y reposeras.

LOS PRECIOS

Con el cruce del río ($130), una ensalada de frutas ($40) y una gaseosa o cerveza entre dos ($40-50 cada uno) pasar la tarde en la isla cuesta unos $220 por persona. Si se prefiere el día completo pueden sumarse entre $150 y $200 por la experiencia de almorzar en un lugar único junto al río (media boga a la parrilla, con ensalada, cuesta $190). El alquiler de sombrillas y reposeras ronda los $100 cada una. Otra opción es llevar lo que se va a consumir, pero siempre con cuidado de no dejar residuos en la arena!

El servicio de traslados para llegar a El Banquito sale todos los días cada una hora a partir de las 10 hs, con último regreso a las 20hs. Costos: mayores $130, de 7 a 10 años $60, menores de 6 sin cargo.

punto biz