El Consejo Superior aprobó el Manual de Identidad de la UNL

''

La Dirección de Comunicación Institucional (Dircom) de la UNL sistematizó los signos de identidad de la institución, recuperando normas y documentos de trabajo pre-existentes, que fueron plasmados en un Manual de Identidad. El documento fue aprobado por el Consejo Superior en su última sesión del año, entendiendo que se trata de “una herramienta de consulta y referencia permanente para todos los que se desempeñan en el ámbito de la comunicación de esta casa de estudios”; y que su implementación permite “unificar los criterios de uso de la marca institucional y los subsistemas que de ella se derivan”. En tal sentido, el Manual se organiza en cuatro grandes capítulos: Signos de identidad, Papelería institucional, Certificados y Aplicación de signos de identidad.

“Se trata de la ratificación de un trabajo de muchos años en el uso adecuado de la marca de la institución y todas sus aplicaciones” destacó luego de la aprobación del Manual la directora de Comunicación Institucional, Romina Kippes, quien explicó que el trabajo recupera ordenanzas existentes y pone en orden otras prácticas que ya rigen el trabajo de diseñadores y comunicadores de la UNL. 

Antecedentes y nuevas demandas

Para elaborar el Manual se retomaron los informes “Normalización del uso de la marca y el nombre institucional” (mayo, 2000); “Papelería institucional: normas para su utilización” (agosto, 2000) y “Signos de identidad institucional. Normas, usos y aplicaciones” (mayo, 2006), que fueron elaborados en el Programa de Imagen y Comunicación -antecedente inmediato de la actual Dircom- en cuyo marco se recuperó la historia y potencial del efebo diseñado en 1926 por el escultor Alfredo Bigatti.

El Manual también recupera el desarrollo de la sigla UNL dentro del sistema de identidad de la Universidad, que admite usos diferentes del efebo y se adapta a distintos formatos de texto y calidades de impresión; y ofrece de manera clara y práctica, la articulación del módulo principal con un subsistema que abarca las facultades, las escuelas y el jardín de la UNL. 

Tal como se afirma en el documento aprobado por el Consejo: “Del uso coherente de los elementos identitarios dependen en gran medida la proyección pública de la institución, el sentido de pertenencia experimentado por los miembros de la comunidad universitaria, y en virtud de ello el ejercicio de la ciudadanía universitaria”. 

Finalmente, Kippes destacó que “se trata de una herramienta con la que cuentan las instituciones que tienen un especial cuidado por su identidad, algo que ha destacado siempre a la UNL”. 

El manual está disponible en la página web de la UNL para su descarga y consulta.