Sergio Hernández en Rosario

''

Sergio Hernández contagia optimismo. Su opinión, ya sea en elogio o crítica, casi siempre tiene una mirada positiva, constructiva, y sus palabras brotan naturalmente, con entusiasmo, casi sin tiempo de analizar preguntas hasta encontrar la respuesta más conveniente. En la previa de la presentación en Rosario del campus que lleva su nombre, el entrenador de la selección nacional se tomó el tiempo para un mano a mano en el que contó las razones de esta iniciativa, pero en el que recorrió temas como su visión del básquet rosarino y santafesino y la actualidad del combinado albiceleste.

 ”La idea del campus siempre estuvo ahí. Tenía proyectado realizarlo desde hace mucho tiempo, pero se fue postergando porque durante años y años mis temporadas fueron de Liga Nacional o de Liga Nacional y selección argentina, por lo que las cargas horarias no eran compatibles y mi período de receso o descanso no coincidía con la época óptima para que los chicos concurran a los campus”, explicó el Oveja en la previa de la conferencia de prensa de hoy a las 20.30 en Provincial, que oficiará de lanzamiento del campus que tendrá lugar en las instalaciones del rojo desde el 11 de enero próximo.

 ”Cuando estás en el mundo de la liga te subís a un colectivo en octubre y no parás en diez meses. Un campus lleva mucha preparación, mucha inversión de tiempo y energía para que salga bien. Por eso lo postergaba. Ahora, con la contratación full time con la selección argentina, pude aprovechar para armar todo, sentar las bases para que la iniciativa se pueda extender en el tiempo”, agrega el técnico bahiense, quien explica el porqué de la elección de Rosario como sede de esta primera experiencia: “En la mirada externa, Rosario es una ciudad extraña para el básquet. No está impuesta como ciudad de liga a pesar de tener todo para serlo. Y como sólo jugaron unos años Provincial (A), Newell”s y Central (TNA), la gente equivocadamente la tiene fuera del mapa basquetbolístico. Pero sacando a Capital, debe ser la ciudad con más clubes practicando básquet, sólo lo puedo comparar quizás con Bahía Blanca. Y hay amor por el básquet, porque el amor que se siente en Echesortu por el básquet es el mismo que se siente en un equipo de liga”.

 ”Rosario merece tener este tipo de actividades para no tener que viajar ni desplazarse, porque es una zona con muchísimos jugadores y tiene que buscar ese espejo en la liga, esa zanahoria del conejo para todos los chicos. El deporte en Argentina es de clubes, cada uno quiere a su camiseta y los colores tiran fuerte, pero siempre hay que buscar el bien mayor. Bahía lo logró pero la reman año a año”, analizó Hernández, quien aclaró que aunque sea en las instalaciones de Provincial, la propuesta es para todo el básquet de la zona: “Es una oportunidad de pasar cuatro días muy lindos, de conocer, aprender con entrenadores de jerarquía y buscar un salto de calidad en su formación. Estará Ariel Amarillo como coordinador general, un entrenador muy respetado, y el equipo de trabajo lo integran técnicos que trabajan en el staff de la selección, como Juan Gatti, Mariano Marcos y Diego Lifschitz. Lo bueno es que en el país hay muchos entrenadores capacitados”.

 Hernández también habló sobre el desafío de lograr que lo aprendido en el campus se extienda durante el año para que tenga un efecto en la formación de los jóvenes: “Buscamos estimular buenos hábitos de juego. Porque hay un proceso de enseñanza y uno de entrenamiento. En el proceso de enseñanza la idea es que se estimulen esos buenos hábitos en el juego, que luego genere que los chicos quieran mantenerlos o desarrollarlos. Conseguir que entiendan la importancia de un fundamento, la diferencia de hacerlo bien a hacerlo mal o más o menos, por ejemplo en la toma de balón, el desplazamiento, la lectura de juego. También pueden participar los entrenadores de los clubes locales, observando o incluso colaborando. Es más, creo que vamos a tener una mesa redonda para entrenadores para que puedan escuchar experiencias y también exponer”.

 Hernández está ligado desde hace años al básquet de Santa Fe, desde su experiencia en Sport, y tiene un alto concepto de los jugadores de la provincia. “Santa Fe fue durante muchos años la provincia que más jugadores le dio a la liga y no creo que eso haya cambiado mucho. Tuvo generaciones muy buenas y equipos que trascendieron como Olimpia, Ben Hur, Libertad, Sport, o Unión. No me asombra que salgan jugadores jóvenes de proyección porque es de las provincias más basquetboleras del país y de las que tienen mucha competencia, por eso decía que estaría bueno que las ciudades más grandes tengan un equipo en la Liga A, para que sea espejo para los chicos y vean allí su futuro”.

 La actualidad de la selección nacional es un tema ineludible para el hombre que durante muchos años supo manejar las riendas de la Generación Dorada y ahora está al frente de un proceso de recambio más marcado que el que produjo años atrás. “No hay que perder de vista el trabajo que se está realizando en este momento y el que se viene haciendo desde hace ya un tiempo. Cuando los principales referentes se fueron retirando y quedaba Luis (Scola) solamente, parecía que se terminaría el mundo. Y no fue así, se hizo una Americup buenísima en la que estuvimos a punto de coronarnos y no se logró porque Estados Unidos nos ganó desde el aspecto físico un partido en el que jugamos muy bien”, desmenuzó Hernández. “Y en la primera ventana de las eliminatorias se ganó bien un partido que estaba en los planes como el de Paraguay, pero que hay que ganarlo, y también se logró ganar como visitante en Panamá, que es un rival duro, quizás más de lo que la gente cree. Tuvimos volumen de juego y terminamos contentos, porque ya hay jóvenes afianzados, con líderes como Campazzo o Laprovíttola, y chicos que vienen pidiendo pista”.

 Hernández también habló sobre la situación de Nicolás Brussino, quien tras ser cortado por Atlanta volverá a estar disponible para una convocatoria con la selección: “Yo espero que Nico rápidamente sea contratado por un equipo de primer nivel, NBA, Euroliga, aunque eso signifique que no pueda estar en algunas ventanas de las eliminatorias. Pero si está disponible seguramente formará parte de la convocatoria de la selección e incluso lo cuento, si está en el país en la fecha del campus será uno de los invitados”.

 Por último, Hernández dejó su visión sobre el nuevo formato de eliminatorias que genera que los jugadores de NBA y Euroliga no sean cedidos en algunos de los partidos. “Lo tomo tranquilo porque sé que son las reglas del juego, que cada formato trae ventajas y desventajas. Ojalá que se pueda solucionar a la brevedad, pero yo dirijo a los que estén disponibles para jugar. Siempre soy de ocuparme más de las presencias que de las ausencias”.