En enero, habría nueva suba en precio de naftas

''

Sucede que los principales referentes del mercado nacional estiman que es probable que a partir del lunes 1° de enero próximo el precio de los combustibles líquidos podría aumentar hasta un 5 por ciento.

Las empresas YPF y Shell, que representan el 75 por ciento del mercado local de combustibles en el segmento minorista, incrementaron desde principios de este mes un 6 por ciento los valores de las naftas y el gasoil, a raíz del aumento del precio internacional del crudo y del reacomodamiento de valores de los biocombustibles.

En suba

“En la medida que el precio internacional suba, el precio local va a aumentar porque el mercado está totalmente liberado desde octubre pasado”, recordó una fuente cercana a una de las principales petroleras extranjeras que operan en el país.

De acuerdo con la visión de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la República Argentina, el país tiene “el segundo combustible más caro de Latinoamérica”, detrás de Uruguay. A ese dato se debe sumar que desde que se liberó el precio en octubre pasado el precio del barril de petróleo en el mercado internacional no ha dejado de subir.

El litro de nafta súper aumentó un 32,6 por ciento, el de premium un 35,5, el gasoil un 28, y el diesel de más calidad un 29,8 por ciento. Los datos surgen de la comparación de los combustibles de YPF en Capital Federal vigentes el 1° de enero de este año y el 1° de diciembre.

En Rafaela

En la jornada de ayer, en las estaciones de servicio no tenía novedades al respecto, aunque sí sabían que los valores podrían modificarse en el transcurso de la temporada de verano “como sucede casi todos los años”, según explicó un playero del centro.

Asimismo remarcó que “la gente no deja de cargar. Solo se queja los primeros días y luego se vuelve a la normalidad”. Eso sí, “cada vez menos se llena el tanque”, salvo a principio de mes cuando se cobran los haberes o hay descuento con tarjetas.

“Llenar un tanque de un auto mediano con premium supera tranquilamente los 1.200 pesos”, explicó el trabajador. Por otra parte sostuvo que se “carga cada vez más súper porque es 2 pesos más baratas”.

Otros efectos

Con la suba de los combustibles suben los valores de los fletes y con este los precios finales de los diferentes productos. Es casi imposible que los efectos inflacionarios no vuelvan a producirse con estos incrementos.

Desde la semana pasada, las petroleras vienen haciendo las cuentas para retocar sus precios. Los rumores del siguiente incremento comenzaron luego de la aprobación parlamentaria de la reforma previsional, que coincidió con el inicio del salto del dólar.

A la vez, el crudo termino por arriba de los 66 dólares y sigue recuperando precios que no tenía desde mediados de 2015. En el mes aumentó un 3,9 por ciento y en el segundo semestre tuvo un alza de 40 por ciento. Una buena noticia para las petroleras que explotan sus pozos pero nada alentadoras por la suba de los combustibles.