Muerte en barrio San Lorenzo

Al niño podrían quedarle secuelas

Un adolescente de 13 años murió anoche luego de recibir perdigonadas de escopeta en la nuca en calle Amenábar al 4.600 del barrio San Lorenzo.

Mariela Alassia, directora del hospital de Niños “Orlando Alassia” confirmó que el menor de edad ingresó a las 23.57 sin vida.

El crimen se produjo el martes, poco antes de la medianoche, al parecer, durante un enfrentamiento armado en la zona sudoeste de la ciudad.

En ese sentido, la doctora confirmó que tiene heridas de bala pero no la cantidad ya que al ser un fallecido “no hacemos ninguna investigación clínica”.

El caso es investigado por el fiscal Gonzalo Iglesias pero aún no hay detenidos, según indicaron voceros del Ministerio Público de la Acusación.

Las mismas fuentes precisaron que, en el lugar, se recogieron vainas servidas.