El dólar se dispara otros 15 centavos al récord de $ 18,76

''

La minicorrida del billete anotó ayer un nuevo capítulo en el inicio de la última semana del año, al registrar un salto de 27 centavos para alcanzar el récord de $ 18,61 en bancos y agencias de la city porteña.

Con el estímulo de las compras por turismo y atesoramiento, más la demanda de bancos (que salieron a nivelar posiciones de liquidez), y empresas (para pagar obligaciones al exterior y girar dividendos), el billete marcó así su mayor suba diaria en siete meses, en un contexto de escasa participación de vendedores.

Además, acumuló en solo dos semanas un alza de 96 centavos (+5,4%), aunque en el año aún se posiciona por debajo de la inflación: apenas aumenta un 15%, frente a un aumento de precios en torno al 23%.

En el mercado mayorista, la divisa escaló 25 centavos a $ 18,36, su nuevo máximo histórico, impulsada por incesantes órdenes de compra que no encontraron respaldo en la punta vendedora, explicaron en el mercado. El Banco Nación fijó el cierre del dólar mayorista a $ 18,3350 vendedor para la transferencia (y el billete a $ 18,55). 

“Es una minicorrida para torear al Banco Central, que se espera le ponga techo al tipo de cambio, entre $ 18,50 y $ 19. El mercado se olvidó de la tasa de interés y estuvo muy demandado, un 50% por órdenes genuinas, y el resto por miedo a que siga subiendo”, dijo a ámbito.com un operador. 

“A mi entender ahora hay que dar señales oficiales sino seguirá aumentado, y los derivados le van a pegar a la inflación”, advirtió.

La divisa norteamericana se mantuvo operando al alza durante toda la jornada en un escenario de baja presencia de la oferta genuina. Una de las principales fuentes de ingresos de divisas proviene de los exportadores de cereales y oleaginosas, que vienen flaqueando en el último tiempo. 

Puntualmente, la semana pasada este sector liquidó un 64% menos que en los cinco días hábiles anteriores, al desembolsar apenas u$s 129,5 millones, contra los u$s 358,9 millones previos. En consecuencia, los ingresos del agro caen aproximadamente poco más de un 13% en el año respecto a igual período de 2016.