¿Cuál es la clave para empezar un año más saludable?

''

Llega un nuevo año, lo que significa que hay una gran probabilidad de que estés pensando en maneras para tener una vida más saludable. Ya sea que quieras bajar 5 kilos, mejorar tus niveles de colesterol o tener más energía, hay cinco propósitos de Año Nuevo relacionados con la comida que te ayudarán a alcanzar tus metas.

1. Ser consciente al comer

2. Cocinar en casa

3. Tener un día a la semana sin comer carne

4. Comer más frutas y vegetales

5. Beber agua

Estar adecuadamente hidratado puede ayudarte a evitar la fatiga, mantener el hambre bajo control e impulsar el metabolismo.

“Mantiene tu cuerpo funcionando eficientemente, permitiéndole trabajar de una manera más eficiente, no más fuerte”, dijo Caroline Passarrello, una dietista registrada y portavoz de la Academia de Nutrición y Dietética.

Considerá el ahorro de calorías también: si reemplazás cada lata de soda de 150 calorías que consumís diariamente con un vaso de agua, te ahorrarías más de 1.000 calorías por semana, lo que significa una pérdida de unos 6,8 kilos por año.

Beber un vaso de agua antes de cada comida puede ayudar a que te llenes y consumir menos calorías en las comidas. De la misma manera en que planeás tus comidas, podés planear el agua que vas a tomar. Esto es especialmente importante para las personas más viejas, para quienes tener sed puede ser un indicador de deficiencia de las necesidades líquidas. Además, como la sed puede confundirse con hambre, planear la ingesta de agua durante el día puede ayudarte a evitar comer innecesariamente.

Llevar una botella de agua para rellenar puede servir como un recordatorio constante para beber más. Si el agua natural no es atractiva, intentá adicionar rodajas de frutas o vegetales como naranjas, limones, fresas o pepinos para aumentar el sabor. El agua mineral es otra opción.

¿Cómo medir tu ingesta de agua?

Establecé una meta diaria de agua. Ocho vasos por día es una cifra promedio (no incluye agua de las comidas); tus necesidades dependen más o menos del nivel de actividad y otros factores, como el embarazo.

Como regla simple, podés apuntar a tomar dos vasos de agua con cada comida y uno con cada refrigerio. Podés hacer un seguimiento de consumo diario, junto con tu comida. Algunos diarios tienen imágenes de tazas que simplemente podés tachar cuando tomes esa cantidad.

La aplicación WaterMinder es otra herramienta que te puede ayudar a rastrear tu ingesta de agua. Incluye recordatorios para beber agua y gráficos para seguir tu progreso.