Más policías para controlar el verano rosarino

''

El gobierno provincial puso ayer en marcha el “operativo verano”, que ofrecerá controles viales en 19 puntos fijos —y entre 50 y 70 aleatorios— de forma diaria, mayor cantidad de fuerzas de seguridad reforzando las áreas costeras y diversos servicios de interés para la ciudadanía durante la temporada estival. La iniciativa fue presentada en el balneario La Florida por el ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro, y tiene por objetivo reforzar la seguridad pública en los espacios de recreación y concurrencia masiva.

El funcionario explicó que destinarán más de mil agentes distribuidos en diferentes puntos de la provincia relacionados con la vida de río y el turismo. A lo largo del Paraná se extenderán de Reconquista hasta Villa Constitución. Se trata de un plan de control en espacios públicos, rutas, autopistas y zonas de playas, en la prevención del delito.

Después del descontrol desatado el 25 de diciembre de 2015 en la costanera norte se implementó el “Operativo verano”, que en esta edición ajustó más la articulación con sectores de Control municipal, los guardavidas y actores privados.

Uno de los aspectos a mejorar es el trabajo con las fuerzas de seguridad nacionales, puntualmente con Prefectura, que también lanzó recientemente su propio operativo para la región.

Monitoreados

Para el operativo de este año la novedad es que con la estatización de los bares de La Florida —después de retirada la concesión a la firma del empresario Mario Cornaglia— se unificó el trabajo en la Rambla Catalunya y La Florida.

Según estimaciones oficiales, por las playas pública y privada de la zona norte de la ciudad pasan más de 10.000 personas por fin de semana, con picos que pueden llegar a los 15 mil.

Para toda la temporada, Pullaro estimó que volverán a pasar medio millón de personas por las playas públicas y concesionada de La Florida. Señaló que se busca impulsar el crecimiento del turismo en Santa Fe. Dijo que actualmente el 64 por ciento que visita la bota provincial es por turismo y un 36 por ciento por razones comerciales. “Apuntamos a se queden cada vez más tiempo veraneando en las costas santafesinas”, consideró.

“Santa Fe tiene mucho que dar al turismo de la Argentina y al turismo internacional”, señaló el ministro durante el acto de lanzamiento del operativo.

Coordinación

Por su parte, el integrante del sindicato de Guardavidas de la provincia, Sergio Beradi, destacó que las playas están “muy exigidas”. En tal sentido, celebró el trabajo que viene haciendo Estado y privados para coordinar el control tanto adentro como afuera del agua. Una dinámica que incluyó en esta edición el mantenimiento y limpieza de estos espacios públicos con más personal.

En ese orden, se puntualizó que en todas las zonas de playas, como el balneario La Florida, la Rambla Catalunya y la Costanera Oeste (en la ciudad de Santa Fe), y demás paseos balnearios gratuitos y de libre acceso, se implementarán “controles” con la finalidad de realizar un monitoreo del ingreso.

El año pasado, por ejemplo, la policía retiraba las bebidas alcohólicas a los veraneantes ni bien pisaban el paseo de la costanera. Para este verano también le apuntarán al comercio informal de bebidas que hay en algunos lugares puntuales del otro lado de la avenida de la Costa, explicó una fuente policial.

“Aspiramos a que no haya diferencias en las prestaciones de servicios y control entre la oferta pública y privada”, reconoció un histórico funcionario del sector, que está metido de lleno en el proceso de recuperación de los espacios y los cuatro bares que volvieron a manos del Estado.

Conjuntamente se desplegarán operativos satélites en concordancia con espectáculos públicos y encuentros masivos (deportivos, musicales y otros) que se presenten en la época estival y los domingos por la mañana en los espacios destinados al circuito recreativo permanente, libre de autos y motos.