Reclaman solución para el Bosquecito Besaccia

''

Leonardo Viotti y Alejandra Sagardoy, concejales de Cambiemos, se hicieron presentes en el Bosquecito Besaccia para constatar la veracidad de los dichos de vecinos del sector, y recabar información de primera mano que permita elevar al Ejecutivo el reclamo correspondiente en pos de una solución urgente.

 “Es una pena tener un espacio verde que puede ser de enorme utilidad no solo para los rafaelinos, más teniendo en cuenta que la belleza de este lugar lo hace único en una ciudad en donde claramente no abundan los espacios verdes. La falta de este tipo de espacios queda plasmada sobre todo en los fines de semana en donde vemos a familias enteras al costado de la ruta tomando mate, por ejemplo”, comentó la concejal Alejandra Sagardoy haciendo una clara referencia al estado de abandono en el que se encuentra dicho espacio, que en sus inicios contaba con un circuito bien marcado, juegos y áreas de descanso, cartelería informativa, baños químicos y con un guardia como así también con un alambrado perimetral que hoy en el sector este es casi inexistente.

Por otro lado Leonardo Viotti manifestaba “Hoy el Bosquecito no solo que no cumple con el fin para el que fue creado, sino que como nos manifestaron los vecinos del sector y ocasionales visitantes, pudimos constatar que es usado por delincuentes que no solo roban a quienes se aventuran, sino que se pueden ver grupos de personas que lo utilizan para consumir alcohol y drogas. Los grandes pastizales que se formaron por el abandono lo hacen propicio para ser un escondite para los delincuentes, vemos en este reclamo la oportunidad que tiene el Municipio para colaborar con la seguridad de los rafaelinos”.

Por ultimo ambos concejales coincidieron en que el pedido al Ejecutivo no solo va a ser para que el bosquecito vuelva a tener la belleza y seguridad que mostró en sus inicios, sino que van a pedir sumar mejoras y servicios tales como alumbrado, caminos con piedras, bebederos y recorridas diurnas e inclusos nocturnas de la GUR.