Licitan la disposición final de residuos de Rosario

''

El municipio lanzó la licitación para la disposición final de residuos de Rosario. El contrato inicial contempla una inversión de 820 millones de pesos por cuatro años con opción a prorrogarlo un año más y se incluye una fórmula de redeterminación de valores por la inflación. El futuro concesionario deberá recoger las 850 toneladas diarias de basura que produce actualmente la ciudad, desde la planta de Bella Vista hasta el relleno sanitario.

Como el acuerdo vigente con la firma Resicom, operadora del relleno sanitario de Ricardone, vence a fin de año se estima que habrá una etapa de transición de unos nueve meses, hasta la puesta en marcha del futuro contrato.

El pliego que se puso en venta el viernes pasado se podrá adquirir hasta el 23 de enero próximo. Se estima que además de la actual operadora, que adquirió recientemente más hectáreas en la comuna de Ricardone, la empresa que opera los residuos en la ciudad de Santa Fe podría ser otra firma interesada en prestar el servicio.

Polémica en el Concejo

La licitación en marcha se concreta tras una fuerte polémica en el Concejo. Hace un año atrás la intendenta Mónica Fein firmó un contrato directo por 760 millones de pesos con Resicom para seguir depositando la basura que produce la ciudad en su relleno sanitario.

Los ediles debían refrendarlo para que el municipio no se quedara sin espacio para depositar los residuos que produce la ciudad. El Ejecutivo aclaró que suscribió este acuerdo de manera directa con Resicom ya que era el único lugar habilitado en la región.

La oposición cuestionó el contrato directo millonario, el envío de un documento clave, con un servicio básico que presta el Estado municipal a días de que venza el contrato sin margen para analizar el asunto en profundidad.

Y también se objetó el incumplimiento de la ordenanza Basura Cero, que exigía a la Municipalidad reducir el entierro de basura de las actuales 800 toneladas a 300 en el corto plazo, y avanzar en mayor medida hacia la separación en origen y el reciclaje.

Tras un extenso debate finalmente se autorizó al Ejecutivo a prorrogar el convenio con Resicom por un año, plazo que vence el 31 de diciembre próximo.

En paralelo, los concejales aprobaron el mes pasado las bases y condiciones para concesionar el servicio de traslado de basura y depósito en un relleno sanitario para los próximos cuatro años.

El nuevo sistema

El contrato prorrogado con Resicom contempla un precio para la tonelada de basura transportada y dispuesta en relleno sanitario de 719 pesos. Para el futuro contratista se prevé un valor de unos 850 pesos, cerca de un 18 por ciento más que el valor actual.

Desde la Secretaría de Ambiente y Espacio Público explicaron que la diferencia entre “el precio que se paga hoy y el calculado para el nuevo pliego responde a que durante el transcurso del contrato, que se inició en 2011, el precio de la tonelada se fue ajustando mediante la fórmula de redeterminación estipulada”.

Al respecto, desde la Secretaría de Ambiente y Espacio Público agregaron: “En estos siete años de contrato ese ajuste no reflejó la variación real de los precios, en especial por el impacto del componente mano de obra, que pasó de estar regido por el convenio de Uocra al de Camioneros en marzo de 2010”.

El nuevo sistema incluye un programa de promoción de tratamiento de los residuos. El adjudicatario deberá, tras el primer año de contrato, financiar la compra de maquinaria para gestionar la basura que abarque equipos de separación y compactación de residuos secos. Además tendrá que levantar un centro de recuperación de residuos.

Y se le exigirá al contratista que destine al menos el dos por ciento de la certificación mensual al programa de promoción del tratamiento de residuos para disminuir el entierro de toneladas en el relleno sanitario.

La higiene urbana local tiene desde fines de 2013 una planta de compostaje en el extremo oeste de la ciudad. El proceso que allí se realiza busca aprovechar la materia orgánica contenida en los residuos ypara obtener compost y recuperar material para reciclaje.

En la actualidad se procesan allí unas 120 toneladas diarias de residuos domiciliarios. 

Primeros pasos del abordaje regional

A fines de julio se inauguró el primer centro de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos (Girsu) del Gran Rosario. Hasta ahora, al predio de 16 hectáreas de Villa Gobernador Gálvez llegan residuos de esa ciudad, Alvear y Pueblo Esther. En una segunda etapa se proyecta incluir otras localidades del corredor sur, además de una fracción de los residuos generados por la propia ciudad de Rosario.