Abusó durante siete años de la hija de su pareja

''

Un hombre de 37 años cuyas iniciales son FJG quedó en prisión preventiva en el marco de una investigación en la que está imputado como autor de delitos contra la integridad sexual de la hija menor de edad de su pareja en Santo Tomé. 

Así lo dispuso el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Eduardo Pocoví, a pedido de la fiscal Alejandra Del Río Ayala en una audiencia de medidas cautelares celebrada ayer en los tribunales de la ciudad de Santa Fe.

Los delitos por los que se investiga a FJG ya habían sido atribuidos por la fiscal Del Río Ayala en una audiencia imputativa realizada el pasado jueves. Se trata de la autoría de abuso sexual gravemente ultrajante calificado, en concurso ideal con corrupción de menores agravada.

 

Sometimiento y humillación

“Los ilícitos fueron cometidos durante siete años hasta el inicio de 2017 en una vivienda de la ciudad de Santo Tomé, donde el imputado convivía con su pareja, que es la madre de la víctima”, precisó Del Río Ayala. 

“Si bien este hombre nunca consumó un abuso con acceso carnal, las agresiones sexuales fueron tales que generaron un real sometimiento y humillación en la niña”, agregó la fiscal.

La funcionaria del MPA también indicó que “de la entrevista realizada a la víctima en Cámara Gesell y de lo que pudimos relevar en la investigación, no quedan dudas de que todos los hechos ocurridos tienen la entidad suficiente como para adelantar el desarrollo normal, libre y progresivo de su sexualidad”. 

En tal sentido, la fiscal enumeró “la diferencia de edad entre el imputado y la niña, la convivencia que los unía por la relación que el hombre tenía con la madre de la menor y la modalidad y duración en el tiempo de los delitos”.

 

En Bernardo de Irigoyen

Por otra parte la fiscal Del Río Ayala también tiene a su cargo otra investigación en el marco de la cual, hoy a la mañana, imputó a un hombre de 33 años por delitos contra la integridad sexual en perjuicio de tres niñas menores de edad cometidos en la localidad de Bernardo de Irigoyen (departamento San Jerónimo).

Fue en una audiencia celebrada en los tribunales de la ciudad de Santa Fe en la que le atribuyó la autoría de tres hechos distintos uno por cada víctima de abuso sexual gravemente ultrajante calificado, en concurso ideal con corrupción de menores agravada.

Según detalló la fiscal, “las víctimas fueron tres niñas que, por distintas circunstancias, visitaban al imputado cuyas iniciales son CAZ en su casa de Bernardo de Irigoyen donde se produjeron los abusos. En ninguno de los tres casos hubo acceso carnal, pero sin dudas las acciones del hombre investigado fueron más que suficientes para someter y humillar a las tres menores de edad. Además, tienen la entidad suficiente como para producir alteraciones en la sexualidad de las niñas”.

“En la audiencia de hoy también le atribuimos al imputado la autoría del delito de desobediencia a un mandato judicial, porque a pesar de estar vigente una medida de distancia, el domingo 5 de noviembre interceptó en la calle a una de las tres víctimas”, agregó Del Río Ayala. “Además, se le endilgó el delito de lesiones leves dolosas, a raíz de un violento episodio ocurrido en su lugar de trabajo, en el que resultó herido otro hombre”.

La fiscal concluyó que el próximo martes se realizará la audiencia de medidas cautelares en la que según adelantó solicitará la prisión preventiva del imputado.