El rosarino Messi otro año más en la cima

''

Contrario a lo que indica la lógica, el rendimiento de Lionel Messi sigue mejorando año a año. Aunque pareciera que no le quedan récords y premios por ganar, todos los fines de semana se las ingenia para deleitar a su público, ese que se acostumbró a lo imposible y que cada vez le pide un poco más.

Esta vez, Barcelona no pudo quedarse con la Liga española, que terminó en manos de su eterno rival, Real Madrid. A pesar de una buena recta final, con victoria por 3-2 en el Bernabéu incluida (y festejo provocador, mostrándole la camiseta a los hinchas), los blaugranas solamente pudieron alzarse con la Copa del Rey, venciendo en la final al Deportivo Alavés de Mauricio Pellegrino. De todas formas, la temporada del rosarino fue para destacar: 37 tantos en 34 encuentros, para quedarse por cuarta vez con la Bota de Oro, ese premio que se le entrega al mayor goleador de las ligas más importantes de Europa.

En la Champions League, fue parte clave de una remontada histórica. Ante el París Saint-Germain, la ida de los octavos de final terminó 4-0 a favor de los franceses. Pero la vuelta fue 6-1 para los catalanes, con uno de la Pulga de penal. En la siguiente instancia, Juventus, con Gonzalo Higuaín y Paulo Dybala en sus filas, fue el verdugo de los dirigidos por Luis Enrique.

Con la Selección Argentina, el año no comenzó de la mejor manera. Aunque el primer encuentro fue con victoria por 1-0 ante Chile (con un tanto de Leo), recibió una dura sanción de cuatro partidos por insultar a uno de los jueces de línea. Por eso, no pudo estar en la derrota en la altura de La Paz por 2-0 contra Bolivia. Afortunadamente para todos los argentinos, en mayo llegó la tranquilizadora noticia que alivió al país entero: finalmente la prohibición fue levantada, e iba a poder estar en la recta final de las Eliminatorias hacia el Mundial de Rusia 2018.

El segundo semestre empezó con otro revés, ya que Barcelona cayó en la Supercopa de España ante Real Madrid, por un global de 1-5. Pero luego el conjunto catalán, ahora comandado por Ernesto Valverde, superó la baja de Neymar y realizó un comienzo de Liga prácticamente perfecto, con 14 victorias y 3 empates, finalizando nueve unidades por encima de su más inmediato perseguidor y 14 arriba de su clásico rival. En el último choque del 2017, el rosarino volvió a dar un recital en Madrid y se adueñó de todas las miradas, ya que gracias a un gol y una asistencia suya, su conjunto goleó por 3-0. De esta forma, Leo se convirtió en el máximo goleador de la historia con un solo club, con 526 conquistas.

En la otra tabla, Messi también tuvo un arranque aplastante: 15 goles. Hasta puede coronarse como el máximo anotador del año calendario, con 54 goles contando todas las competiciones. Atrás quedaron Robert Lewandowski, Cristiano Ronaldo y Edinson Cavani, los cuales hicieron uno menos que la Pulga. El único que podría superarlo es Harry Kane: al inglés le queda un partido por disputar, y también acumula 53.

Otro momento para destacar de este año que culmina fue cuando el astro argentino dio el sí, en su ciudad natal, con la novia de siempre, Antonela Roccuzzo. Aparte, tiempo después se conoció la noticia de que la familia Messi será cada vez más grande, ya que la pareja espera otro hermano para Thiago y Mateo.

Sin dudas, los tiempos más turbulentos del 2017 para Leo fueron con la Selección. Tras un aceptable empate con Uruguay en el Centenario, llegarían las decepciones, con los sendos empates de local ante Venezuela y Perú. Eso complicó seriamente las chances de Argentina en las Eliminatorias Sudamericanas: había que ganarle a Ecuador en la altura de Quito, o esperar que se den otros resultados.

La noche del 10 de octubre quedará grabada a fuego como una de las mejores actuaciones de la Pulga con la celeste y blanca. Si quedaban argentinos que lo discutían, él se ocupó de disipar todo tipo de dudas. Luego de empezar perdiendo al minuto de juego, un Messi imparable apareció y marcó un hat-trick, para llevar a la Selección a un nuevo Mundial, y volver a soñar con verlo levantar la Copa.

El 2018 traerá nuevos desafíos para el crack rosarino, pero este 31 de diciembre, muchos argentinos incluirán en sus deseos ver a Messi el próximo 15 de julio, dando la vuelta en Moscú y demostrando, una vez mas, que es el mejor jugador del mundo.