Importantes presencias en el amistoso solidario

''

Lucas Albertengo, Gabriel Gudiño, Denis Stracqualursi y Franco Soldano, algunos de los jugadores de Primera División que estarán presentes.

Con la presencia de reconocidos jugadores profesionales de la ciudad y la región, hoy se llevará a cabo en las instalaciones del predio del autódromo “Ciudad de Rafaela” un partido de fútbol de caracter solidario, el cual es organizado por la Organización No Gubernamental “Mundo Chiquito” y con la intención de colaborar con La Casita del Niño.

El encuentro se disputará en la cancha principal del sector de Infantiles, donde el ingreso será mediante un bono contribución que tendrá un valor de $50. Además se solicita la colaboración con juguetes, alimento no perecederos y ropa. El partido comenzará a las 16,00 y se esperan los siguientes jugadores: Denis Caglieris, Diego Fraire, Franco Soldano; Germán Rodríguez Rojas, Gabriel Acastello, Roberto Ceberio, Miguel Monay, Miguel Yuste, Rodrigo Depetris, Lucas Albertengo, Martín Domínguez, Lucas Lorenzatti, Alexis Niz, Pablo Pavetti, Iván Juárez, Darío Gandín, Marcos Cordero, Martín Zbrun, Gabriel Gudiño, Denis Stracqualursi, Fabricio Fontanini, Franco Sosa, Sergio Zanabria, Guillermo Acastello, Lautaro Ibarra y Emiliano Lorenzatti, entre otros.

Las siguientes empresas e instituciones acompañan esta movida solidaria: Familia Bercomat, Correas Rafaela, Asociación Mutual, Social y Deportiva Atlético de Rafaela, Remax, Planeta 10, Teo y Tina y Rocío Tataryn. Además colabora Banco Galicia. La Casita del Niño fue fundada en 1996 por los Padres Idelso Ré y Héctor Casale. Se encuentra ubicada en calle César Perusia 221 en el Barrio Barranquitas, al lado de la Capilla de Cristo de Mailín, y depende de Catedral San Rafael. Su objetivo es brindar un “hogar de día” para contener a niños y niñas entre 6 y 13 años de edad, que estén cursando la escolaridad primaria, y que se encuentren en “riesgo de calle”, es decir, cuando sus padres se dirigen a sus trabajos no reciben el cuidado de ningún familiar adulto.

Los niños concurren de lunes a viernes, aprenden hábitos de higiene, reciben alimentación saludable, apoyo escolar y, fundamentalmente, son educados en valores cristianos, todo ello con el acompañamiento de sus familias.