Mohamed pretende seguir en México

''

Antonio Mohamed, uno de los candidatos a suceder a Ariel Holan como entrenador de Independiente, expresó que desea continuar como director técnico del Monterrey, instantes después de haber salido campeón de la Copa de México.

“Quiero continuar con este proyecto y ganar con el Monterrey la Liga mexicana, creo que la hinchada se lo merece”, expresó el Turco, de 47 años, luego de haber ganado su primer título en el club al imponerse en la final de la Copa sobre Pachuca por 1-0 con un gol anotado por el colombiano Avilés Hurtado.

Mohamed ya dirigió a Independiente y fue campeón de la Copa Sudamericana 2010 tras imponerse en la final sobre Goiás de Brasil, en un título internacional que demoró siete años en repetirse, ya que el “Rojo” volvió a consagrarse la semana pasada en el mismo torneo luego de imponerse sobre el Flamengo, también de Brasil.

La sorpresiva renuncia de Holan, relacionada con las presiones que sufrió por parte de la “barra brava” del club de Avellaneda, situó a Mohamed como uno de los candidatos, junto a Matías Almeyda, actual DT de las Chivas de Guadalajara, de México, y Pablo Guede, entrenador del Colo Colo chileno.

La decisión del Turco de continuar en Monterrey, club al que arribó en 2015, fue ratificada por el presidente de la entidad mexicana, Duilio Davino.

“Nunca estuvo en duda la continuidad de Mohamed. Es parte de nuestro proyecto”, declaró Davino al periódico mexicano Medio Tiempo.

El Turco parece haber decidido continuar en Monterrey y no regresar a Independiente, quizá debido a su tumultuosa salida del club.

Es que Mohamed se marchó de Independiente amenazado por la barra brava tras una derrota con Boca en Avellaneda por 1-0 (fue por el torneo Apertura 2011 y el gol lo hizo Rolando Schiavi). Luego de ese clásico, el grupo más violento de la hinchada lo esperó a la salida del vestuario y lo despidió con insultos.

La situación se agravó cuando los barras se movilizaron hasta donde estaba estacionado el micro esperando al plantel y entonaron la marcha fúnebre.

Ese fue un punto de inflexión ya que Mohamed le dijo al entonces al presidente Julio Comparada que “no tenía fuerzas para seguir” y dio por terminado su ciclo.