“Te sigo extrañando”, el mensaje de Messi a Neymar

''

Es una historia de amor, respeto y amistad. Un libro que todavía no terminó de escribirse, pero ya mostró capítulos de alto voltaje. La distancia no resquebrajó ni un milímetro los sentimientos. Allí están, firmes y a flor de piel de los que camuflan hasta la última fibra.

Lionel Messi por momentos parece ser un robot con la pelota en los pies. Sin errores, ni sobresaltos. Fuera de la cancha la situación es distinta. La cinta del característico cassette que los jugadores de fútbol llevan en su interior en ocasiones se rompe. Él sabe cuándo debe hacerlo.
“Bueno Ney, creo que prácticamente nos dijimos todo cuando te tocó irte del país. La verdad que acá te seguimos extrañando”. La sonrisa firme en primer plano, los ojos levemente rojizos y la sinceridad brotando de sus poros. La Pulga se sumó a la propuesta de la cadena brasileña SBT y protagonizó un amigo invisible que ya recorre el mundo.

La intención era cumplir con el juego y enviar el regalo. Messi fue más allá y expuso que todavía por allí hay un hueco vacío que dejó el brasileño, y todavía no se llenó: “Nos gustaría muchas veces seguir compartiendo mates a la mañana con Luis (Suárez) en el vestuario y muchas cosas más”.

“Siempre desearte lo mejor estés donde estés. Y seguramente nos vamos a cruzar muy pronto dentro o fuera de la cancha. Te mando un saludo muy grande para vos”, repitió como un cumplido sin perder la sonrisa, ni la mirada de un amigo que extraña.

“Acá te mando el regalo del amigo invisible. Sé que te va a gustar…”, le advirtió. Desde Francia, Neymar oía el mensaje y simplemente se limitó a contestarle a ese tótem que se transformó en su amigo: “Hermano, gracias. Para mí eres un ídolo y además un gran amigo. Un abrazo crack”.