La Municipalidad llevó seguridad y control a los barrios

''

Este año concluirá con un total de 46 intervenciones desarrolladas por la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana en los distritos de Rosario en los que se ordenó el tránsito, se inspeccionaron comercios, se hizo mantenimiento de espacios públicos y se vacunaron perros y gatos. También se desarrollaron diversos talleres en escuelas. Los resultados fueron presentados este martes en el Centro Municipal de Distrito Noroeste.

La Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana informa que 2017 concluirá con la puesta en macha de 46 operativos integrales realizados durante los días miércoles. Creados y desarrollados con el objetivo general de acercar respuestas inmediatas a las necesidades de los vecinos en materia de higiene y seguridad, estos procedimientos arrojan un saldo muy positivo teniendo en cuenta que lograron mejorar la calidad de vida de los habitantes. Los mismos fueron desarrollados en la totalidad de los distritos municipales y contaron con la colaboración de las secretarías de Gobierno, General, Ambiente y Espacio Público, Obras Públicas, Salud y también de Cultura y Educación, Planeamiento, Economía Social y Movilidad y Transporte.

El secretario de Control y Convivencia municipal, Guillermo Turrín, brindó precisiones acerca de las acciones encaradas a lo largo del año durante los miércoles de cada semana en diversos puntos de la ciudad. Según indicó, los agentes municipales en colaboración con la Unidad Regional II de la Policía de Rosario llevaron a cabo controles preventivos en el tránsito, fiscalizando las condiciones de conducción así como también la documentación requerida para circular. En este marco en lo que va del año, se remitieron 300 motos y 75 autos y se efectuaron 378 intimaciones con 170 remisiones más de vehículos abandonados en la vía pública, superando en un 20% los retiros del año pasado. La mejoras de los entornos, realizada  a partir  del retiro  de autos abandonados y el despeje de luminarias son cuestiones de importancia en el proceso de mejorar las condiciones de seguridad ciudadana.  

Durante las jornadas de trabajo se desplegaron inspecciones a 198 comercios a los cuyos propietarios se les exigieron la documentación obligatoria así como también se verificaron niveles de salubridad, higiene y seguridad

Durante las jornadas de trabajo se desplegaron inspecciones a 202 comercios a cuyos propietarios se les exigieron la documentación obligatoria así como también se verificaron niveles de salubridad, higiene y seguridad. Cabe destacar, que los agentes intervinientes también se ocuparon de los espacios públicos con una serie de acciones destinadas a mejorar los entornos. En este sentido se dispusieron 23 intervenciones en plazas con la reparación y pintura de juegos, instalación de bancos y mesas, construcción de senderos, plantado de árboles y carteles identificatorio. Además, se elevaron 125 notificaciones por ocupación de acera, retiro de pasacalles de la vía pública y otros despojos y tareas de bacheo en las cuadras intervenidas.

Otras de los resultados obtenidos tienen que ver con el arbolado público, sobre el cual se trabajó con intensidad, accediendo a un total de 639 ejemplares a partir de tareas de poda y escamonda. Por otra parte, se efectuaron cuidados sobre la población animal, llegando a aplicar la vacuna antirrábica a 779 perros y gatos y a esterilizar a 334 mascotas.

Los operativos integrales incluyeron también la realización de 52 talleres en escuelas donde se abordó una multiplicidad de temáticas vinculadas al cuidado del espacio público al tiempo que se intervinieron 28 establecimientos, con tareas de limpieza y mantenimiento.

“Estos operativos permiten al Estado obtener una mirada integral de la ciudad, fortaleciendo la relación con la comunidad ya que se asienta en un contacto directo con los requerimientos de cada habitante”, evaluó Turrín, quien remarcó el trabajo mancomunado de las distintas áreas para lograr los objetivos planteados. “La Municipalidad de Rosario tiene el oído y la mano a los ciudadanos, resolviendo uno a uno los problemas que se presentan, con la idea de que así podemos construir una ciudad con mayor nivel de convivencia”, agregó.

Finalmente, renovó las expectativas hacia 2018, con un fortalecimiento de la presencia del Estado local en la vía pública: “Vamos por una mayor accesibilidad hacia el vecino en cada barrio, por una ampliación de nuestro alcance que favorezca la integración y el compromiso ciudadano en la conformación de una Rosario más comunitaria”, concluyó.