Amado Boudou pidió arresto domiciliario con pulsera electrónica

''

Detenido desde principios de noviembre, Amado Boudou le pidió al juez federal Ariel Lijo que revoque su encarcelamiento y que, en caso de no hacer lugar a esta medida, le habilite arresto domiciliario, en la causa por enriquecimiento ilícito y lavado de dinero por la que permanece alojado en el penal federal de Ezeiza.

A través de su abogado Eduardo Durañona, el exvicepresidente K pidió estar bajo control de pulsera electrónica. Entre sus argumentos justificó su falta de antecedentes penales, que tiene domicilio fijo y que será papá ya que su novia, la exdiputada mexicana Mónica García de la Fuente, tendrá mellizos en enero de 2018.

Un mes atrás la Cámara Federal porteña rechazó la excarcelación de Boudou y de su socio y amigo José María Nuñez Carmona por considerar que hay “motivos suficientes para restringir su libertad”. El tribunal además confirmó a Lijo y argumentó que ambos deberán seguir con prisión preventiva, al menos hasta que la investigación salga de su actual etapa de secreto de sumario con medidas de prueba en desarrollo.

Los camaristas Leopoldo Bruglia y Jorge Ballestero aclararon en el fallo que le corresponderá al juez evaluar si corresponde beneficiarlos con algún método alternativo a la detención que asegure su sujeción al proceso, como aconsejó el fiscal del caso, Jorge Di Lello.

En su último paso por Comodoro Py Boudou criticó la difusión de fotos de su arresto y cuestionó a los agentes de Prefectura Naval que participaron del operativo. “Fui humillado y obligado a posar”, ratificó el detenido exvicepresidente, al volver a declarar como testigo ante el juez federal Sebastián Ramos, en una causa en la que se investiga la filtración de las imágenes de su detención.

El ex funcionario K declaró ante Ramos que el jefe del operativo le dijo que cumplía órdenes de sacarle fotos y filmarlo el día de su arresto, el pasado 3 de noviembre en su departamento en Puerto Madero. Además dijo que “nada era azaroso” y que las fotos estaban “armadas”, ya que de fondo aparece la biblioteca, con símbolos de su afinidad política como un muñeco de la expresidenta.

Boudou se encuentra detenido en el penal de Ezeiza, acusado por lavado de activos a raíz de su presunto enriquecimiento ilícito. Entre otras causas es investigado por el contrato para renegociar deuda pública de Formosa por $ 7,6 millones y por la llamada “ruta del dinero” por la imprenta de la ex-Ciccone Calcográfica.