Michetti: “La violencia que vivimos esta semana se puede volver a repetir”

''

En la última conferencia del ciclo ”Qué pretendo para la Argentina” Gabriela Michetti dio definiciones muy fuertes sobre la violencia y la represión durante la última semana en el marco del debate sobre la Reforma Previsional. “No creo que sea  la última vez que veamos hechos como estos, es preferible estar prevenidos, la violencia que vivimos esta semana se puede volver a repetir”, advirtió la vicepresidente, que además se mostró cauta respecto a la denuncia de Elisa Carrió sobre un posible intento de golpe institucional. “Nunca me animo a hacer ese tipo de declaraciones tan vehementes, tal vez ella tiene más información que yo”, aclaró. Y continuó: “Preferiría tener algo que me sustente, un documento, una charla que escuché, no me animo a decir que hubo un intento destituyente pero sí creo que hay mucha gente a la que le alegraría que nos vaya mal”.

Después, y ante una pregunta concreta, no esquivó la discusión sobre los operativos de Gendarmería, Prefectura y Policía Federal el jueves pasado y con la Policía de la Ciudad y Gendarmería este lunes. “Hay que ir ajustando cada vez más la manera en que la seguridad tiene que manejarse en esas situaciones. En la Argentina es muy difícil, en términos culturales, porque en temas de seguridad tenemos una marca enorme con lo militar y las aberraciones que vivimos en la Dictadura. Todavía la represión se ve como una cosa terrible y por eso gran parte de la sociedad se pone del lado del que hace lío”, indicó. Pero luego logró un fuerte aplauso de empresarios, embajadores, profesionales de la salud y de distintos ámbitos que se congregan semanalmente en los almuerzos del Rotary Club de Buenos Aires cuando pidió que las fuerzas de seguridad “hagan cumplir la ley”. “No puede hacerla cumplir con armas (se refería a la orden de una jueza porteña) entonces, ¿cómo la va a hacer cumplir? Tenemos un debate pendiente que no sé cómo lo vamos a dar pero que definitivamente hay que darlo”, continuó. Luego ofreció ejemplos de otros países para pedir un cambio como en Canadá u otras naciones: “Si una persona genera semejante nivel de violencia las fuerzas de seguridad actúan sacando a esa gente como la tenga que sacar, si no podés sacarla agarrándola como indica el protocolo de seguridad, inmediatamente pasás al camión hidrante y sino tirás balas de goma no sé si a las piernas o lo que sea que indique el protocolo. No sé cómo pero algo hay que hacer”.

Al respecto y después de los aplausos, se mostró muy enfática porque “no podemos tener a estos tipos frente al Congreso rompiendo la plaza”.

Incluso antes de irse tuvo un aparte con varios periodistas, entre ellos Infobae, en el que repitió su planteo y aclaró que “si hay abusos la justicia lo tiene que determinar, los jueces no pueden hacerse los tontos porque hoy hay imágenes, cámaras y se puede saber”. “Al tercer abuso que se condene va a haber un retroceso”, pronosticó y lo mismo dijo para el caso de los hechos de violencia: “La ley y la condena tiene un efecto disuasorio”.