Por un traslado, hubo protesta y quema de colchones en la Cárcel de Mujeres

''

Las internas incendiaron sus colchones, aunque la situación pudo normalizarse según confirmaron fuentes del Ministerio de Seguridad, que negaron rotundamente que se haya tratado de un motín.

Según la versión oficial, una interna que debía asistir a una audiencia provocó un disturbio porque “se resistía a acudir en horas tempranas”. “Algunas internas se plegaron a la protesta y encendieron colchones dos veces, que fueron apagados por el personal”, narraron las mismas fuentes.

El conato de rebeldía fue sofocado “y no pasó a mayores”, indicaron desde Seguridad de la provincia. Todo el incidente fue filmado “para aportar las pruebas a la Justicia”, señalaron.

Por su parte, desde la ONG Mujeres Tras las Rejas indicaron que las mayores perjudicadas por el humo del incendio fueron las mujeres alojadas en la planta alta del Instituto, donde también hay bebés, aunque desde el Ministerio descartaron que se hayan producido heridos por el hecho.

En tanto, el Servicio Público Provincial de Defensa Penal indicó que intervino inmediatamente al conocer el hecho: “Se abrió un canal de diálogo entre la Defensa Pública, las internas y funcionarios del Servicio Penitenciario a los fines de paliar la situación, llevando tranquilidad a las  internas respecto a  la inexistencia de órdenes de traslado  injustificadas, cuestión que determinó la rápida y efectiva solución del conflicto”, apuntaron. Además,  el SPPDP constató que los niños y niñas que conviven en los pabellones con sus madres “recibieron la correcta asistencia médica”.

En este sentido, la Defensora Provincial, Dra. Jaquelina Ana Balangione, al tomar conocimiento de una situación conflictiva, dispuso que el Tco. Ariel Peralta se hiciese presente en el establecimiento penitenciario a los fines de relevar el estado de situación. El mismo se desempeña como Jefe de la Base de Datos perteneciente a la Subsecretaría del Registro de Torturas, Malos Tratos y demás afectaciones a los Derechos Humanos.

Por su parte, y en coordinación, la Defensoría Regional de Rosario envió a un funcionario para evaluar las circunstancias acaecidas.

En este sentido,  se abrió un canal de diálogo entre la Defensa Pública, las internas y funcionarios del Servicio Penitenciario a los fines de paliar la situación, llevando tranquilidad a las  internas respecto a  la inexistencia de órdenes  de  traslado  injustificadas, cuestión que determinó la rápida y efectiva solución del conflicto. Sin perjuicio del seguimiento del caso que se realizará, abogamos  por un diálogo maduro para evitar futuros conflictos.

Además,  el SPPDP constató que los niños y niñas que conviven en los pabellones con sus madres recibieron la correcta asistencia médica.