Maduro culpó a Estados Unidos por el apagón

''

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, culpó el martes a grupos auspiciados desde Estados Unidos por el extenso apagón que sufrió la capital del país y estados vecinos en la víspera, además de un asalto a un puesto militar.

Un desperfecto en una estación eléctrica causó un apagón por más de cinco horas en algunas zonas de Caracas y de los estados vecinos de Miranda y Vargas, lo que provocó problemas en el transporte y el cierre de comercios.

El mandatario socialista explicó que el evento fue parte de los ataques continuos que han lanzado los que calificó como “grupos terroristas” desde Miami.

“El ataque al sistema eléctrico ayer. Ordené una investigación yo personal y he demostrado con hechos en la mano que el ataque al sistema eléctrico que le da electricidad a Miranda, Caracas y Vargas forma parte de este ataque diario”, afirmó en un transmisión conjunta de radio y televisión.

“Les digo a estos grupos de Miami, a estos grupos terroristas y le digo al Gobierno de Donald Trump no podrán secuestrarle las navidades a los venezolanos”, agregó.

Críticos del presidente Nicolás Maduro sostienen que la falta de inversiones en los últimos años ha deteriorado el sistema eléctrico.

Por su parte, el ministro de Energía Eléctrica venezolano, Luis Motta Domínguez, informó este martes de la detención de una persona por su presunta responsabilidad en el apagón eléctrico.

Motta Domínguez hizo este anuncio un día después de que informara de que el apagón -que dejó unas seis horas sin luz a zonas de Caracas y los estados vecinos de Miranda y Vargas- se debió al desprendimiento de “un puente de alta tensión”, algo que contradijo el martes Maduro en una intervención televisada corroborada después por su ministro.

“Hoy … se hicieron una serie de investigaciones y pesquisas y esto arrojó que el evento sucedido ayer, hay elementos suficientes para establecer que fue sabotaje”, dijo el titular de Energía Eléctrica en un contacto telefónico con el canal estatal VTV.

Según Motta Domínguez, “la explosión producida fue inducida por seres humanos”. “Ahí había una mano terrorista”, dijo antes de presentar los elementos que le llevaron a esta conclusión.

“A 200 metros aproximadamente de la subestación Santa Teresa se encontró una herramienta de tipo rudimentaria, es decir, fue hecha, es una especie de vara de bambú y en su extremo tiene una especie de gancho tratando de simular una pértiga para poder trabajar”, dijo el ministro chavista.

Motta Domínguez agregó que “además de eso también se determinó que las protecciones de las líneas que hay entre Santa Teresa y la otra subestación, El Sitio, estaban inutilizadas, motivo por el cual cuando se creara el punto caliente no hubiera protección de la línea y se creara la explosión”.

“Todos estos elementos entonces presumen y conllevan a que fue sabotaje, que lo sepa el pueblo venezolano”, dijo, y añadió: “Por estos hechos hay una persona en estos momento detenida rindiendo las declaraciones debidas en el Sebin (Servicio Bolivariano de Inteligencia) para esclarecer y tener más pistas sobre el hecho”.

La investigación, solicitada “directamente” por “el mismo presidente comandante”, estuvo “dirigida por una comisión técnica y (por) personal del Sebin”.

“Aquí está claramente establecido que se mantiene el plan, ese plan que tiene el imperio (EE.UU.) de tratar de desestabilizar, de crear desasosiego y sobre todo, de tratar de arruinar las Navidades venezolanas al pueblo venezolano, pero no lo van a lograr, aquí está la Revolución parada y aquí estamos nosotros”, aseveró.

El gobernante además culpó a los mismos grupos financiados desde Estados Unidos de ser los autores de un ataque a un puesto militar el fin de semana.

“¿Qué se cree esa gente, que puede asaltar un núcleo de la Fuerza Armada para robarse unos fusiles y amenazar la democracia y van a ser tolerados? Cero tolerancia”, advirtió.

“Donde se aparezcan, le he ordenado a la Fuerza Armada: plomo con los grupos terroristas, plomo con ellos”, agregó.

Un video divulgado en redes sociales, del que Reuters no pudo confirmar su autenticidad, mostraba a un grupo de enmascarados de una denominada “Operación Génesis” dentro de un recinto militar, esposando a soldados y descolgando cuadros del fallecido Hugo Chávez de las paredes.

“Pronto ganaremos la guerra para que Venezuela sea libre”, se escuchaba en el video.

El ex inspector policial, Óscar Pérez, se atribuyó el ataque y dijo que formaba parte de una operación para “restituir” la libertad en Venezuela. Pérez es conocido por haber robado un helicóptero con el que sobrevoló la sede del Tribunal Supremo de Justicia en junio.