El ministro Saglione analizó la reforma tributaria

''

El ministro de Hacienda del gobierno de la provincia, Gonzalo Saglione estuvo en la noche del lunes en el club Defensores de la Costa analizando la reforma tributaria con representantes de Corenosa, los Centros Industriales de Reconquista y Avellaneda, la Sociedad Rural de Reconquista, Coninagro, entre otras instituciones.

El funcionario de Hacienda habló entre otros temas de los valores catástrales, señalando “Santa Fe tiene valores catastrales de larga data, que están vigentes de la década del 60. Entonces, los precios relativos de las propiedades están distorsionado respecto de los que son hoy. Eso genera que dos inmuebles, ya sean urbanos o rurales, que tienen el mismo valor de mercado puede ser que uno esté pagando el inmobiliario tres veces más que el otro. Entendemos que eso hay que empezar a corregirlo”,

Para ello, desde el Ejecutivo se propone que “aquellas propiedades que pagan por debajo de lo que les correspondería empiece a corregirse.

Siete de cada 10 tendrá aumento en el caso del inmobiliario urbano tendrán aumentos inferiores a 33 pesos por mes. Ya en el caso de las propiedades con un alto nivel de mercado, se deberá abonar aumentos superiores a los 125 pesos por mes”.

El ministro de Economía, Gonzalo Saglione, presentó  a las instituciones  la reforma tributaria 2018, a tono con el Pacto Fiscal que Miguel Lifschitz firmó con Mauricio Macri. El proyecto congela, rebaja y en algunos casos elimina el impuesto a los ingresos brutos de sectores productivos, pero aumenta el inmobiliario urbano y rural, entre un 25 y un 30 por ciento. No habrá cambios en patente automotor. “Nadie va a pagar más por ingresos brutos que lo tributó en 2017”, dijo Saglione .

Lifschitz ya convocó a la Legislatura a sesiones extraordinarias y en la agenda incluyó el “Consenso Fiscal” que acordó con Macri, la reforma tributaria que se conoció ayer y el presupuesto 2018 que tiene media sanción de Diputados, pero debe tratar el Senado, entre otros asuntos.

Inmobiliario rural: aumenta entre el 25 y el 30 por ciento, se agrega un coeficiente de convergencia (que se aplicará a partidas que tienen valores relativos distorsionados) y se reduce el adicional a grandes propietarios rurales. “Esto significa que casi la mitad de las partidas (el 45 por ciento) va a pagar aumentos menores a 50 pesos por mes y un 26 por ciento entre 50 y 208 pesos mensuales. Sólo el 26 por ciento restante (uno de cada cuatro) va a tener aumentos superiores a 208 pesos por mes”, explicó Saglione.

Inmobiliario urbano: aumenta el 25 por ciento a las categorías bajas, 28 por ciento a las intermedias y 30 por ciento a propiedades de alto valor. Y agrega un coeficiente de convergencia (que se aplicará a partidas que tienen valores relativos distorsionados). “Esto supone que un 71 por ciento va a tener un aumento menor a 33 pesos por mes y sólo un 8 por ciento, que son las de alto valor, incrementos superiores a 125 pesos por mes”, señaló el ministro.

Ingresos brutos: “No habrá ningún sector que pagará más que en 2017”, planteó el ministro. Industria: “15.000 contribuyentes pagarán menos y 12.000 seguirán con alícuota cero”. Grandes industrias (42 en toda la provincia): les aumenta la alícuota del 0,5% al 2% porque se eliminó el diferencial de “extraña jurisdicción” (a raíz del fallo de la Corte Suprema que fulminó las “aduanas interiores”). Sector agropecuario: alícuota cero (a pesar que el Consenso Fiscal admite el 1,5%). Construcción: se mantiene el 2% y se baja al 3% en los servicios conexos (que hoy pagan entre el 3,3% y el 4,5% ). Comercio y servicios: se sostienen las alícuotas vigentes y se lleva al 5% a grandes comercios.

Saglione dijo que reforma tributaria 2018 “no generará recaudación adicional para la provincia. Más bien, será al revés, por la magnitud del esfuerzo fiscal que estamos haciendo. Esto supone una reducción de la recaudación respecto del status quo; si mantuviéramos los situación vigente, la provincia recaudaría más que lo que recaudará” en 2018, si se aprueba en la Legislatura. El sector más beneficiado por este “esfuerzo fiscal” de la provincia es “la industria”.