Terminaron las pruebas en el Aeropuerto Sauce Viejo

''

Quienes el viernes estuvieron en Sauce Viejo quizás se sorprendieron al ver que un avión aterrizaba y despegaba del aeropuerto, que se supone está cerrado desde junio por las trabajos de repavimentación en la pista. La explicación es sencilla: se trata del avión verificador de la Administración Nacional de Aviación Civil (Anac), que realizó varias pruebas en la estación en la etapa final de habilitación.

David Giavedoni, director del aeropuerto, le explicó a El Litoral que los pilotos del avión prueban los sistemas de comunicaciones, el sistema de aterrizaje instrumental (ILS) y también analizan cómo quedó la pista luego de la repavimentación. Todos estos trabajos se terminaron este lunes a la tarde y ahora los inspectores van a elevar un informe a la Anac, que luego de analizarlo deberá determinar si habilita los vuelos o si hace observaciones.

La Anac ya lo hizo luego de la inspección “en tierra”. La empresa constructora tiene que volver a pintar algunas indicaciones de la pista (la idea es que este trabajo se termine esta semana). Ahora habrá que ver si la inspección del avión verificador no suma algunos ajustes más. Una vez que se resuelvan estas cuestiones, la Anac podrá habilitar al aeropuerto para los vuelos diurnos.

“En paralelo se está trabajando para terminar con el balizamiento y lograr la habilitación nocturna”, contó Giavedoni. En este momento se está colocando el cableado del sistema de iluminación, entre otras tareas. Las autoridades del aeropuerto proyectan que en el corto plazo la instalación de las balizas también estaría terminada.

La semana pasada, el nuevo ministro de Obras Públicas de la provincia, Pedro Morini, recorrió la obra del aeropuerto junto al ministro de Infraestructura, José Garibay y el director del aeropuerto. “La obra se encuentran muy avanzada y se prevé la apertura de la pista antes de fin de año”, dijo el ministro. También adelantó que la inauguración completa de la aeroestación será en febrero.

La obra contempla también la remodelación del hall de espera y arribo, la sala VIP, los baños, el bar y restaurante, mostradores y cintas transportadoras para las empresas prestadoras de los servicios aéreos, entre otras refacciones.

También se lleva adelante la reparación total del asfalto de la pista, luces de balizamiento y guiado de las operaciones que pondrán a las instalaciones a la altura de las necesidades actuales de aeronavegación. La provincia invierte unos $ 260 millones en los trabajos.