La CGT Rosario ratificó su oposición a la reforma

''

Tras la sanción de la ley de reforma previsional, el titular de la CGT Rosario, Sergio Aladio, sentenció que las medidas del gobierno nacional van a terminar “estrellando a todos”, al tiempo que agradeció al gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, quien “dijo que no iba a acompañar” la reforma previsional “y cumplió”. También agradeció al peronismo santafesino, “que se mantuvo en pie y cumplió”.

“El resultado en la Cámara no fue lo que esperábamos para nuestros jubilados. Ahora, el movimiento obrero tiene que estar unido para lo que se viene, que son las reformas que se vienen a futuro como la laboral”, señaló este mediodía, Sergio Aladio, líder de la CGT Rosario, acerca de la ley que se aprobó esta mañana, tras una maratónica y polémica sesión en el Congreso.

En ese sentido, Aladio valoró que en el recinto “el peronismo de Santa Fe se mantuvo en pie y no defraudó”, al mismo tiempo que rescató del socialismo la postura del socialismo, que “acompañó con el no voto a esta ley y cumplió”. No obstante, dijo que el el resto de la medida, en alusión a Cambiemos, quien fogoneó la normativa, “es lo que eligió la gente hace tiempo atrás, con Albor Cantard”.

Respecto a la flamante ley, el dirigente sindical aseguró que “no va a ser un beneficio para el país sacándole plata a los jubilados”, al tiempo que reclamó reglar claras. “No creo que puedan bajar el déficit que hay, los trabajadores también necesitamos reglas claras, el movimiento obrero está dispuesto a dialogar y definir propuestas estratégicas”, apuntó.

También abundó en que estas medidas que el gobierno nacional lleva adelante “nos va a terminar estrellando a todos, el país no se reactiva y no nos recuperamos; el poder adquisitivo es cada vez menor y eso lo vemos en el changuito de supermercado, ahora no llegamos ni a la mitad”.

Por otra parte, Aladio se refirió a los incidentes registrados ayer en las inmediaciones del Congreso, donde se registró medio centenar de heridos y un cifra similar de detenidos. “No estamos de acuerdo con los violentos que empañan una movilización, que en Buenos Aires superó las 500 mil personas. Entendemos que tiene toda protesta debe ser pacífica”, reflexionó.

Plan de trabajo a futuro. La idea del movimiento obrero de la ciudad es convocar a los legisladores nacionales que representan los intereses provinciales para “trasladarle la inquietud acerca de las reformas que se vienen y saber qué es lo que piensan al respecto”. En tanto, aclaró que la idea es conocer la opinión de “todos, con el mayor de los respetos”.

También hizo una autocrítica de la gestión nacional de la CGT respecto a la conducción que lleva adelante. “Tiene que delinear una conducción más clara, necesitamos claridad para transmitirle a nuestras bases, de esta manera es muy difícil. En otro momento se coordinaban las cosas de otra manera”, apuntó.