Cómo se sintió el paro en Rafaela

''

Cuando promediaba la mañana de ayer, la CGT convocó de improviso -más allá de que era una posibilidad que se barajaba- a un paro total de actividades a partir del mediodía hasta la misma hora de hoy, aunque aseguraron el normal funcionamiento de los transportes hasta la medianoche.

Los directivos de la central obrera explicaron que la huelga es porque consideran que la reforma previsional que impulsa el Gobierno propone “la rebaja en los haberes de jubilados y sectores más vulnerables de la sociedad”, dejando a su vez librado a criterio de cada sindicato la decisión de sumarse a las protestas.

Esta sugerencia del triunvirato que conduce la CGT a nivel nacional, sumada a la improvisación de la medida, hicieron que en muchos lugares del país la actividad prácticamente no se vea resentida. Rafaela, sin duda, fue un claro ejemplo de ello.

Conforme se había deslizado, FESTRAM no dudó en plegarse al paro, y por consiguiente el Sindicato de Empleados y Obreros Municipales de nuestra ciudad dejó de trabajar a las 12, por un paro que se realiza hasta este mediodía sin asistencia a los lugares de trabajo.

Así, las puertas del Municipio permanecerán cerradas y no habrá atención al público en Moreno 8, como tampoco en las dependencias externas hasta las 12 de hoy, momento en que también reabrirán el Complejo Ambiental y la Estación de Residuos Clasificados, mientras que los servicios de minibuses y de Zona de Estacionamiento Controlado (ZEC), retomarán su funcionamiento a las 13:00.

Anoche no se realizó la tradicional recolección de residuos, que se reanuda esta noche con aquellos denominados “biodegradables”, de acuerdo al cronograma.

Finalmente, Protección Vial y Comunitaria y Guardia Urbana Rafaelina prestan servicio, mientras que hay guardias mínimas en el Cementerio Municipal.

El resto, normal

El resto de las actividades en materia comercial e industrial en la ciudad de Rafaela se realizaron con total normalidad.

En el microcentro los negocios no dudaron en abrir sus puertas. Desde los últimos días el clima navideño se palpita en las principales calles comerciales de la localidad, con decenas de rafaelinos que aprovechan la ocasión para realizar sus compras.

En virtud de esta situación, y considerando que las Fiestas son clave para el necesario repunte de los índices económicos, los titulares optaron por darle curso normal a la actividad.

Por el lado de las industrias locales, la situación también fue similar. Los empleados trabajaron conforme a los turnos tradicionales, y la producción no se vio resentida.

En tanto, según describieron desde las empresas lácteas, se aguarda lo que puede acontecer con los camioneros, ya que en caso de que ellos se plieguen a la medida podría darse una restricción en la actividad. Esto se debe a que hay un alto porcentaje de los empleados que depende del arribo de materia prima a la industria para poder realizar sus respectivas tareas, y si esto no se produce, sería en vano la presencia de los trabajadores en la planta.

Párrafo aparte para las entidades bancarias: el gremio se sumó al paro, aunque teniendo en cuenta que en nuestra ciudad los bancos cierran sus puertas a las 12:15, ayer no modificaron el horario de atención normal solo por quince minutos. Por contrapartida, hoy la actividad será nula -decisión siempre sujeta a los cambios que puedan darse desde la central obrera-.

Movilización

Pasadas las 13, representantes de todos los gremios locales que integran la CGT Rafaela se concentraron en la plaza 25 de Mayo, tal como se había anunciado en el día de ayer.  De la movilización participaron numerosos gremios locales como UOM, SOIVA, Luz y Fuerza, Judiciales, ATILRA, SEOM, Camioneros, entre otros. Además, participaron organizaciones sociales y movimientos políticos.

Roberto Oesquer, titular de UOM y de la CGT Regional Rafaela habló a los presentes y ratificó el rechazo al proyecto macrista que implica una reducción de cien mil millones de pesos a los jubilados. “Es de buen trabajador, de buen argentino, hacerse presente en un día tan especial, donde se va a intentar cometer un saqueo con los jubilados”. También remarcó que “van tras los trabajadores”, porque “hoy una persona se puede jubilar con el 50 o 60% de su sueldo”, y el  Gobierno ahora busca “que a los 65 años se jubilen con el 30%, y si seguís hasta los 70 a lo mejor te dan el 45%”. “No tienen en cuenta los convenios de la actividad, no es lo mismo un soldador que un empleado bancario. No les importa nada”, continuó.

Oesquer, al hablar del Gobierno Nacional, indicó: “Se han endeudado terriblemente y no tienen más alternativas. Y eso es lo que nos espera este año, aplastamiento salarial. La realidad marca que cuando no se hacen las cosas bien estas son las consecuencias, y son cosas que ya nos habían pasado”.

Y aclaró: “los trabajadores no somos golpistas, no somos desestabilizadores, no nos tapamos la cara”.

Además, advirtió que “no quieren paritarias”, por lo que indudablemente “la receta es planchar los sueldos y que las ganancias se las lleven las multinacionales”. En este contexto, se refirió a las bajas de las retenciones de las multinacionales cerealeras. “Se llevaron miles y miles de millones de pesos porque les sacaron las retenciones y ahora le quieren hacer pagar todo este costo a los jubilados”.

“Se les da la posibilidad abierta a muchos sectores concentrados que manejan fortunas y caen sobre los más débiles, acompañados de los gobernadores peronistas. Otra vergüenza: ir a negociar la plata de los jubilados para que le cierren sus cajas, y llevan como corderos a sus diputados, para que voten esta ley en contra de los trabajadores y los jubilados”, manifestó, entre otros dichos.