Victoria Donda sacó la cacerola para protestar en el medio del recinto

''

La sesión en la que se define si se aprueba la reforma previsional tuvo discursos bastante caldeados. Luego de un comienzo en el que los legisladores propusieron decenas de cuestiones de privilegio que demoró el inicio del debate por el tema central, empezaron las chicanas, peleas y discusiones. Victoria Donda, de Libres del Sur, cerró su mensaje en protesta contra la iniciativa del oficialismo de un modo singular: sacó una cacerola en el medio de la sesión.

“Cuando discutan un proyecto de ley que sea para defender a los más vulnerables, ahí vamos a estar nosotros. Pero mientras ustedes sigan tozudamente pretendiendo sancionar un proyecto que lo único que hace es perjudicar a 17 millones de personas que son las más pobres y engrosar la lista en ese más de 30 por ciento de pobreza, no vamos a estar. Al pueblo hay que escucharlo”, comentó la legisladora aliada a Margarita Stolbizer.

Luego, la diputada, con un tono más enérgico, comentó: “No quisieron escuchar a las miles y miles de personas que se concentraron en la Plaza. Pusieron la represión como tapa a de los diarios para tapar esa movilización multitiduinaria. Ahora van a tener que escuchar lo que pasa en cada esquina porque los que están afuera no son desestabilizadores sino que es la sociedad que se hace escuchar”.

Entonces, sacó una tapa de una cacerola y, con una cuchara, la empezó a golpear para emular las protestas que se dieron durante la noche en diferentes puntos de la Ciudad.

El debate por la reforma previsional se perfila dentro de una sesión maratónica. Se cree que los legisladores votarán cerca de las 4 de la madrugada y que podría haber un cuarto intermedio hasta mañana para tratar los demás puntos que se iban a discutir. Los choques fuera del Congreso dejaron como saldo más de 100 heridos y más de 60 detenidos. Hubo piedras, balas de goma y bombas molotov.