Reforma previsional: 44 policías resultaron heridos

''

Una jornada de tensión se vivió hoy en la ciudad de Buenos Aires. Este mediodía, un grupo de manifestantes que se acercó al Congreso para protestar contra la reforma previsional que impulsa el Gobierno, derribó unas vallas y tiró piedras y botellas contra el cordón policial. Ya con la sesión en marcha, los incidentes se agudizaron. Tras un breve cuarto intermedio, pasadas las 15 horas, la protesta comenzó a trasladarse a la avenida 9 de Julio.

Según reportó el SAME, unas 104 personas debieron recibir asistencia médica. De ese total, fueron 44 los policías heridos.

Debido a que los incidentes continuaban, en horas de la tarde se sumaron al operativo unos 150 efectivos de la Policía Federal. Además, un grupo de 500 gendarmes salió del edificio Centinela, en Retiro, rumbo al Congreso. Aguardaban la orden para intervenir.

En el marco del operativo policial en los alrededores del Congreso Nacional y sobre la Avenida 9 de Julio la policía de la Ciudad informó que se registraron al menos 48 detenidos.

En ese contexto, la diputada Elisa Carrió señaló que, debido a los incidentes que están ocurriendo en las afueras del Congreso, “en términos jurídicos a eso se le llama Estado de hecho, que no es ni más ni menos (que) apartado del derecho. Eso se llama golpe de estado”.

Jornada violenta

En medio del tumulto, un grupo de jóvnes logró derribar uno de los vallados, y además utilizaron bombas de estruendo y gomeras que disparaban una lluvia de piedras contra los policías. A partir de allí, la Guardia de Infantería comenzó a avanzar para hacer retroceder a los jóvenes, muchos de ellos con las caras tapadas. Una particularidad, que no se vio en anteriores manifestaciones, es que varios llevaban máscaras de gas.