Mujer y adolescente fueron asesinados en barrios Los Troncos

''

El sábado, antes de las 22, en Fray de Oro al 8100 del barrio Los Troncos, fueron atacados a balazos una mujer de 34 años y un adolescente de 17. Ambos estaban sentados en la vereda de una vivienda cuando llegaron dos hombres en una motocicleta, sacaron sus armas y descerrajaron balazos a mansalva. Las víctimas quedaron completamente ensangrentadas y tiradas en el lugar. Los asesinos escaparon a toda velocidad amparados en la oscuridad de la noche.

Asistencia y denuncia

Los vecinos que viven en ese sector del barrio Los Troncos fueron los que simultáneamente se dividieron en dos partes las tareas. Unos llevaron a las dos víctimas rumbo al hospital Sayago en sus autos particulares, mientras que otros denunciaron el criminal ataque a la central de emergencias 911. Minutos después llegaron agentes de la Subcomisaría 12ª que estaban patrullando la jurisdicción e inmediatamente fueron anoticiados del suceso; preservaron la escena del crimen y encintaron la zona. Asimismo realizaron patrullajes intensivos en todos los barrios aledaños para dar con los asesinos. Hasta el momento, no hubo detenidos. Hay estupor entre los vecinos de la populosa barriada, que revelaron a los policías ignorar la causa de semejante ataque.

Otros policías de Orden Público y de Cuerpos fueron al hospital Sayago y dialogaron con los médicos que atendieron a los heridos, quienes les informaron que la mujer había ingresado fallecida como consecuencia de los balazos que la impactaron en el abdomen. En tanto, el adolescente herido, identificado como Agustín Acedo de 17 años, presentaba un impacto de bala en el lado derecho del tórax y por la gravedad del caso fue trasladado en una ambulancia con sirenas y balizas encendidas hasta el hospital José María Cullen. Allí fue recibido por los médicos de la emergentología, que decidieron operarlo de urgencia. Durante la intervención quirúrgica, antes de la 1 de este domingo, falleció.

Todos los acontecimientos ocurridos fueron informados a la jefatura de la Unidad Regional I La Capital. Estos hicieron lo propio con los pesquisas de la Policía de Investigaciones (PDI), que se hicieron cargo del caso, previo anoticiar al fiscal de la Unidad Especial de Homicidios del Ministerio Público de la Acusación, Andrés Marcchi, quien ordenó la realización de los peritajes criminalísticos –que fueron ejecutados por agentes del Área Científica de la PDI– y que los cadáveres fueran llevados a la morgue judicial para la realización de la autopsia.