El atraso cambiario castiga exportaciones provinciales

''

Las economías regionales, en franco deterioro en los últimos años y que vieron deteriorar su situación por el fortalecimiento real del peso, registraron un empeoramiento en la evolución de sus exportaciones. Con el atraso cambiario, sólo dos provincias vieron crecer sus ventas al exterior, mientras que las 21 restantes tuvieron caídas pronunciadas, con disminuciones que llegan hasta 36,4%, como en el caso de Catamarca.

Entre los distritos con caída de ventas externas, las variaciones negativas abarcan un espectro que va desde el achicamiento de las exportaciones en Chubut, con una baja de 3,1%, pasando por una caída del 13,2% en el caso de Tucumán, y terminan con las más pronunciadas, como son Neuquén, 30,6% menos de ventas externas que en 2016, y Catamarca. Estos porcentajes, elaborados por el Instituto de Investigaciones Económicas de la Fundación Mediterránea (Ieral), son tomando en cuenta hasta el tercer trimestre de este año, en comparación con igual período de 2016, medidos en pesos constantes. Sólo en Misiones y en Tierra del Fuego mejoraron en la medición interanual.

“El poder de compra de los exportadores cayó notoriamente durante este año”, sostiene el documento elaborado por el Ieral. Si bien reconoce que en algunas provincias se dio un aumento de los montos exportados en dólares, “la pérdida adquisitiva se debió al menor rendimiento del dólar”.

No obstante, hay que tener en cuenta que el dobierno de Mauricio Macri, en el inicio de su gestión hace 2 años, eliminó las retenciones a determinados productos (trigo y maíz son los más importantes de este grupo), además de liberar el comercio. Estos cambios beneficiaron a los exportadores pampeanos en 2016, lo que puede explicar que a esta región no haya tenido una evolución tan favorable en sus ventas al exterior durante el año que se está terminando.

Cuando se mide en pesos constantes, en Buenos Aires el achicamiento de las exportaciones es de 8,3%. En Santa Fe, de 13,7%; en La Pampa, 16,8%; en Córdoba de 17,8% y en Entre Ríos alcanza el 19,4%.

Así, un peso más fuerte implicó que la principal región exportadora del país, de donde salen tres de cada cuatro productos vendidos al exterior desde la Argentina, viera empeorar su situación, medida en pesos constantes.

En ese sentido, según cifras del Indec actualizadas al primer semestre, la región pampeana, con exportaciones que alcanzaron los u$s 21.055 millones (75,1% del total), registró una suba (medida en dólares corrientes) de sólo 0,7% respecto a 2016.

De esta manera, la recuperación en las provincias en la actividad económica no fue motorizada desde el sector externo. En cambio, el impulso fiscal fue significativo, sobre todo en las que son más dependientes de recursos desde la Nación. En ese sentido, cuando se evalúa las regiones que más crecen en 2017, la mayor expansión se dio en el NOA, en donde algunas provincias crecen entre un 8% y 9%. Luego le sigue el noreste, en segundo lugar, pese al estancamiento de Formosa (0,5%). En tercer lugar está la pampeana, aunque con mucha diferencia entre la performance de Córdoba (6,7%) y La Pampa (1,9%). Por último se ubicaron Cuyo y Patagonia.

En un ranking similar, el economista Federico Muñoz señaló que el crecimiento provincial en la era macrista es liderado por tres distritos: Santa Fe, Tucumán y Córdoba. Identificó que “en la gestación del muy buen desempeño relativo de Santa Fe y Córdoba en este período fue clave el fallo de la Corte que restituyó a estas provincias los fondos que se derivaban a ANSES”.

Desde el Ieral advierten que para el año próximo “es claro que existen varios riesgos, con un dólar muy barato y gobiernos muy dependientes del endeudamiento”. No obstante vaticinan que el crecimiento provincial será acorde a la evolución del país, en torno a un 3%.