Los barras de Patronato siguen con prisión domiciliaria

''

Los trece integrantes de la barra del Club Patronato de Paraná detenidos por agredir a niños y padres de una escuela en el partido ante Unión de Santa Fe, el sábado 25 de noviembre, permanecen con prisión domiciliaria hasta la resolución de la acusación.

Desde este sábado, los imputados no pueden salir de sus viviendas tras la decisión de los jueces Mauricio Mayer y Pablo Vírgala, al confirmar que “atacaron y lesionaron” a niños, padres y funcionarios policiales y acordar juicios abreviados con reconocimiento de las culpas.

Los barras admitieron que cometieron el delito de “coacciones agravadas por el uso de armas, robo agravado por el uso de armas, lesiones graves, amenazas calificadas”, todo acentuado “por la violación de la Ley de Deporte”.

Mediante sus abogados defensores, aseguraron estar dispuestos a ser juzgados en un proceso abreviado, donde podrían recibir una pena de tres años de prisión en suspenso, inhabilitación para asistir a espectáculos públicos y deportivos por seis años.

Los detenidos fueron Claudio Villagra, Gustavo Ríos, Sandro Godoy, Carlos Bravo, Enzo Martínez, Facundo Altamirano, Maximiliano Altamirano, Exequiel y Jorge Luna, Cristian Ruhl, Héctor Burgos, Diego Martínez, mientras que César Follonier se presentó por su cuenta y también quedó arrestado.