La tormenta dejó calles anegadas, daños y cortes de luz

''

La fuerte tormenta que entre el sábado a la noche y este domingo a la madrugada se desató sobre Rosario volvió a dejar calles anegadas, inconvenientes en la circulación y cortes de luz en diferentes zonas de la ciudad.

La intensa actividad eléctrica y las ráfagas de viento provocaron daños, pero sobre todo la abundante caída de agua en cortos períodos de tiempo generaron los principales inconvenientes en las calles de la ciudad.

El subdirector de Defensa Civil de la Municipalidad, Gonzalo Ratner, detalló a Rosario3.com que a las 22.20 se registraron las mayores ráfagas de viento con una velocidad de 110 kilómetros por hora. Luego, los vientos fuertes continuaron con velocidades que por momentos superaron los 70 kilómetros por hora.

El total de agua caída fue de 56 milímetros, según el registro de Defensa Civil. En el teléfono de emergencias se reportaron 52 denuncias por caída de árboles, cinco de las cuales fueron sobre vehículos sin dejar lesionados. 

Además, Ratner detalló que hubo varias denuncias por voladuras de chapas, cartelerías o tanques y 28 reportes de columnas caídas por el viento.

Todos los daños eran reparados este domingo a la mañana por cuadrillas de Higiene Urbana, Defensa Civil y otras áreas del municipio.

Durante la madrugada, por problemas en el tendido eléctrico, las líneas K y Q tuvieron que dejar de circular aunque después de algunas horas pudieron normalizar el servicio, según informó el Ente de la Movilidad.

Para este domingo a la mañana, la Empresa Provincial de la Energía (EPE) informó de cortes en el servicio eléctrico en cuatro zonas.

Permanecían sin luz los clientes ubicados entre las calles Santa Fe, San Juan, Balcarce y Alvear.

También faltaba la energía entre Santa Fe, Chubut, Campbell y Brasil. Y en los barrios Tango y Floresta.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) levantó este domingo a la mañana el alerta por tormentas fuertes para el sur santafesino y la advertencia por probables vientos con ráfagas.

Según el pronóstico, las condiciones comenzarían a mejorar desde el mediodía de este domingo con máxima de 28 grados.