Gremios opositores convocan a movilizarse el lunes al Congreso

''

Los líderes de las centrales de Trabajadores de la Argentina (CTA), el gremialista Pablo Micheli y el diputado Hugo Yasky, convocaron a una movilización para el lunes a las 12 en las puertas del Congreso, luego de que Cambiemos anunció una sesión especial para debatir la reforma previsional.

A la jornada de protesta se sumarán el secretario gremial de la Confederación General del Trabajo (CGT), Pablo Moyano, líder del siempre importante sindicato de Camioneros, y el jefe de la Asociación Bancaria, Sergio Palazzo, referente de la Corriente Federal (CFT).

También el “triunvirato piquetero”: la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), de Juan Grabois; Barrios de Pie, de Daniel Menéndez; y la Corriente Clasista Combativa (CCC), de Juan Carlos Alderete.

Estos sectores consideran que el debate por la reforma se cayó por su multitudinaria movilización del jueves. Ese día, Gendarmería y Policía Federal reprimieron a diputados, periodistas y manifestantes. Las fuerzas de seguridad detuvieron a 45 personas, que quedaron a disposición del juez federal Claudio Bonadio.

Esta vez, para que la sesión no presente trabas, el Gobierno acordó con los gobernadores devolver el 4 por ciento del costo de la reforma. El Ejecutivo repartiría 4.000 millones de pesos a 8,7 millones de personas si el Congreso aprueba el recorte de 100.000 millones de pesos al sistema jubilatorio.

Según se pudo saber, el bono está segmentado: sería de 750 pesos para jubilados con aportes que perciban hasta 10 mil pesos en marzo; de 375 pesos para jubilados con moratoria que reciban hasta 10 mil pesos; y de 400 pesos para los beneficiarios de Asignaciones Universales por Hijo (AUH).

Eso es lo que acordaron el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne; el de Interior, Rogelio Frigerio; y el presidente provisional de Diputados, Emilio Monzó, con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y 22 gobernadores -menos Alberto Rodríguez Saá, de San Luis-.

Eso es lo que los gremios opositores intentarán resistir una vez más con una segunda marcha ante los ojos de los diputados que -prometen- será multitudinaria.