Zuccarelli habló de los refuerzos de Unión, Soldano y Gamba

''

Sueña con un predio propio, donde entrenen las inferiores al lado del plantel profesional.

Ahora, se tomará unos días y se irá de Santa Fe. “Pero siempre con el celular prendido”, avisa. Cuando vuelva, en 2018, cumplirá uno de los “requisitos” que le pidió Luis Spahn de movida: que se venga a vivir con toda su familia a la ciudad. Si bien siempre responde cada consulta, no es de hablar con la prensa Martín Zuccarelli, el actual manager o secretario técnico de Unión.

-¿Cómo nace esta idea de Unión?

– “Yo había tenido una reunión con los dirigentes de Unión después de aquella mala campaña del descenso que termina agarrando Facundo Sava y nunca más me llamaron. Hasta que una semana antes de mi desembarco, me llamó el presidente por teléfono, me hizo muchas preguntas y me preguntó si estaba dispuesto a asumir en un cargo distinto. Hablamos varias veces: llegué un miércoles y al otro día me puso en funciones”.

-Fuiste entrenador de reserva de AFA de Estudiantes y hasta interino en Primera División. ¿Se entierra el buzo de DT y se asume una función que por ahora no tiene “universidad” para estudiar?

– “No está enterrado el entrenador, todos los que vemos fútbol llevamos un DT adentro nuestro. Cuando me vaya de Unión, voy a volver a entrenar. Claro que hoy no es prioridad, estoy metido en este nuevo cargo y en esta nueva función con todas mis energías”.

-De todos modos, hoy la figura del secretario técnico o manager está instalada y aceptada en esta Superliga

– “La verdad que en la mayoría de los clubes hay gente pesada con pasado muy importante en cada club: Enzo Francéscoli en River; lo que hizo Bernardo Romeo en San Lorenzo; Agustín Alayes en Estudiantes; Roberto Depietri en Gimnasia o ahora Milito en Racing. No se conoce mucho de esta función, no se estudia, pero será cada vez más necesaria en el fútbol actual. Yo, en Unión, tengo un poco el apellido de mi viejo…(se ríe)”.

-Pero ese apellido, el de Zuccarelli, en este club genera pertenencia…

– “Todos hoy tenemos una pertenencia muy importante en Unión: Leo Madelón por lo del 89, lo de 2014, la campaña siguiente y ahora esta campaña. Mi viejo por lo de ése ascenso. El coordinador que se designó en las inferiores, Martín Ciccotello, es de la ciudad y es hincha fanático del club. Ese sentido hay que llevarlo a todos los estamentos del club: jugadores, dirigentes, empleados. Te da un plus y hay que usarlo, aprovecharlo de la mejor manera”.

-Emocionaba ver al “Pocho” Lavezzi o el “Kily” González alentando a Central el otro día en el clásico de Rosario…

-“Eso tiene que ver con el fanatismo de cada uno de los jugadores con el club del que son hinchas. Son surgidos de las inferiores, la pasión se va inculcando, llegan a Primera, se van y terminan volviendo por ese amor. En Estudiantes, que conozco, pasa siempre. Ojalá podemos generar esto con los chicos de inferiores en Unión y aprovecharlo en el futuro”.

-Me decía Madelón que quiere dos volantes y dos delanteros. ¿Cómo sigue el manager después del pedido de Leo?

– “Uno ya con el transcurso del campeonato fue viendo qué le faltaba al plantel. Me junté con Leo y coincidimos dónde nos falta recambio. ¿Cómo seguimos ahora?: aparecen ofrecimientos y hablo con Leo a cada rato. Me dice interesa y avancemos; no avancemos. Pero el día a día de esta función es muy amplio. Los límites son difusos. Hoy a la mañana hablé con Patanián de River para saber qué jugadores Gallardo no tendrá en cuenta y ayer llamé al vice de Colón de San Justo por un convenio. Lo que más llama es el fútbol profesional pero mi función abarca todo el fútbol de la institución”.

-La pregunta de los millones (sin saber cuántos): ¿qué va a pasar con Franco Soldano?

-“Lo más importante hoy es la intención de Unión que Soldano quede hasta junio como mínimo porque es una pieza fundamental en este esquema de juego y en esta temporada. Los más interesados en su venta son los intermediarios. Una vez que llegue alguna propuesta formal, la analizaremos si es conveniente o no. Hay que recordar que tenemos un porcentaje, que es el 75 por ciento”.

-¿Cuánto cuesta hoy la ficha de Soldano?

-“Es complicado establecer hoy un precio justo por Soldano: son números difíciles para el mercado local porque no creemos que alguien le pague a Unión en Argentina lo que Franco vale. Pero todavía no tenemos determinado el precio de venta. Desde lo deportivo, es fundamental que Soldano siga en Unión”.

-Todo parece indicar que Lucas Gamba quedará libre el año que viene: ¿se puede revertir ésa idea?

-“Lo de Lucas se fue conversando, sabíamos que finalizaba el vínculo en junio de 2018. Antes de mi llegada a este puesto, hubo ofrecimientos que no fueron aceptados por Unión. Y el jugador sabe que puede irse el año que viene a mercados futbolísticos a ganar mucho más dinero, obviamente. En la Argentina nadie le podría pagar ese dinero y Lucas busca generar una posibilidad de crecimiento para su familia. Ahora bien, si esa oferta del exterior no llega, Unión ya le hizo una oferta de renovación de su contrato, que es importante: si Lucas no tiene nada de afuera, el lugar más feliz de la Argentina será Unión”.

-¿Ese contrato de Unión con Gamba sería a tres años?

– “No hablamos de duración, sino de seguir vinculados. El está esperando que le llegue algo importante del extranjero, por eso no entramos en detalles tan finitos”.

-¿Rescinde Damián Arce?

– “Lo hizo público Leo que no lo tiene en planes. Cuando llegamos, la principal carencia era la cantidad de goles a favor. Empezamos a buscar volantes con gol y Arce tenía 5 goles en 18 partidos con Patronato, repitiendo lo de Almagro en el ascenso. Leo fue viendo que no tenía intensidad ni versatilidad: se lo dijo primero al jugador y su representante entendió la situación”.

-¿Es la única “mancha”?

– “En un balance general de las incorporaciones, la elección es más que satisfactoria: los que llegaron, la cantidad de partidos que jugaron y el rendimiento que tuvieron. No hay que lamentarse casi nada; todo lo contrario”.

-Ya pasaron 12 fechas, un tiempo respetable para encontrar certezas en este equipo de Unión

– “Se hizo hasta acá un muy buen campeonato, se valorizó el plantel y las incorporaciones rindieron. Pero hay que seguir a Leo y no desviar el objetivo primario: partido a partido, semana a semana, punto a punto. No hay que salir de esa hoja de ruta: sacando mayor cantidad de puntos llegaremos a otras instancias felices que no estaban en los planes iniciales”.

-Gamba y Soldano jugaron siempre, hicieron goles y ni se resfriaron. Casi un milagro, por lo que Leo pide dos puntas para reforzar y no “quemar” a Méndez ni Anderegen

-“No importa tanto si es uno por afuera y otro por adentro: buscamos características distintas y complementarias. Ejemplo: Soldano no es el típico “9” de área que se queda con los centrales y espera un rebote. Los puntas que vengan deben tener características similares a las que tenemos”.

-¿Y cómo te manejás con el presupuesto?

– “Lo primero es buscar y encontrar el nombre que encaje; después, vamos a lo económico…se verá. No salimos al mercado para buscar “por tal monto de dinero”.

-En el mercado anterior, Unión se capitalizó y compró jugadores como Zabala o Aquino

– “En todas las cuestiones con el fútbol participo pero ni tomo las decisiones solo ni tengo nada que ver. Doy mi punto, opino, me siento valorado y escuchado. No sólo nos valorizamos en los que vinieron sino en el rendimiento de los jugadores de la casa: para eso fue clave la vuelta de Leo. Madelón saca lo mejor de los chicos del club: los Pitton, De Iriondo, Brítez, etc. Hasta Gamba sumó gol. La llegada de Leo ayuda mucho a esta capitalización”.

-¿Qué pensás cuando escuchás “Unión tercero y sorpresa de la Superliga”?

-“Trato de no escuchar mucho y no mirar nada. Estoy contento con el presente pero siempre pensando en lo que viene a corto, largo y mediano plazo. La campaña es muy buena. No estábamos pensando en estar ahí en la tabla de colocaciones en este momento de la Superliga, pero no nos podemos desviar”.

-La reserva también terminó muy bien con Magnín

– “Con Eduardo en reserva y Martín en inferiores hablamos de mantener una línea, un estilo de juego definido…los mejores años del fútbol de Unión fueron con Madelón sentado como DT en el banco de suplentes. Hay que perseguir el modelo Madelón, no hay dudas. No tiene sentido jugar de una manera distinta en lo posicional o en el esquema de juego en inferiores. En los últimos diez años, a Unión le fue bien con el sistema Madelón: hay que jugar igual desde Primera a infantiles. Eso va a ayudar a agilizar los procesos”.

-Como si todo (Primera, Reserva, Inferiores) fuera parte de un todo…

– “A partir de esa figura, la idea es conjugar una línea de trabajo más que una forma de juego: es importante la conunicación y ése nexo soy yo para ir en el mismo sentido. Tenemos que estar todos juntos…”

-¿Qué importancia le das al predio con el que sueña Spahn?

– “La idea del predio está latente, es mi gran sueño por el cargo que ocupo en Unión. Desde arriba para abajo, todos juntos, con sentido de pertenencia. En el mismo lugar, todas las canchas juntas y que el DT de inferiores vea entrenar la Primera División para hacer lo mismo. Sería un gran paso para soñar con un Unión cada vez más grande”.