El técnico de Central quiere refuerzos para tres puestos

''

Todavía no hay nombres propios sobre la mesa. Pero hay intenciones de reforzar tres posiciones de cara a lo que viene. Al menos, es lo que consensuaron entre Leo Fernández, los dirigentes y el Director Deportivo, Mauro Cetto. ¿Los puestos en cuestión? Marcador central zurdo, volante mixto y enganche.

De todos modos, para incorporar, antes habrá que reducir el plantel. Y los directivos ya trabajan en ese rubro. El primero en dejar el club será Gustavo Colman, y lo seguiría Gustavo Romero, dos que están cedidos en el club hasta mitad del año que viene (ver aparte).

Y a diferencia del libro de pases anterior, Central hará todo lo posible por no comprar jugadores, la idea es la de contratar a préstamo para no incrementar el presupuesto mensual destinado al fútbol, que ya es alto. Y tampoco entrar en un gasto desmedido como sucedió en el mercado pasado.

En cuanto a las posiciones por reforzar, todavía no hay nombres propios, pero cada puesto en búsqueda genera diferentes teorías.

Por ejemplo, para cubrir la posición de marcador central zurdo, en el receso regresa Marco Torsiglieri, quien estuvo a préstamo en Racing durante todo 2017. Evidentemente, el ex Vélez no está en los planes de Fernández y la dirigencia deberá resolver qué hacer, ya que se trata de un futbolista de contrato costoso.

En esa posición de la defensa, terminó jugando Mauricio Martínez, uno de los jugadores más regulares de Central en lo que va de la Superliga. Pero Martínez es volante de oficio, y tal vez Fernández busque un defensor para adelantar al ex Unión en el terreno.

Los otros dos marcadores centrales de experiencia del plantel son Fernando Tobio y José Leguizamón, pero ambos son diestros. Y como Renzo Alfani se fue cedido a Villa Dálmine, el arribo de un central zurdo parece necesario.

A LA ESPERA DE UN MEDIOCAMPISTA
En cuanto a la zona de volantes, la baja de Colman y la muy probable de Romero, le abren la puerta a la llegada de algún mediocampista.

Ya hay ofrecidos, y son dos ex jugadores auriazules, que emigraron muy jóvenes de Arroyito. Se trata de Emiliano Vecchio, de 28 años y actualmente en Santos de Brasil; y Jonathan Gómez, que cumple 28 la semana que viene y juega en San Pablo, también de Brasil.

Pero habrá que ver si alguno de ellos complace el gusto de Fernández. Y, además, si se acomodan a la billetera de Central, que estará mucho menos cargada que en los últimos libros de pases, donde el elenco auriazul fue uno de los que más dinero gastó para reforzar el plantel en busca de estar en los primeros puestos de la tabla.