CGT ratifica su oposición pero aún no definió paro

''

La CGT aseguró hoy que “la sensatez debe triunfar sobre el cálculo económico”, reivindicó la masiva movilización de ayer hacia el Congreso Nacional con otras expresiones político-sociales y gremiales en rechazo del proyecto de reforma previsional y repudió “cualquier tipo de violencia que atente contra la libre expresión de los trabajadores y que procure acallar los justos reclamos bajo la coacción estatal”.

En un documento difundido hoy, la conducción nacional que integran Juan Carlos Schmid, Héctor Daer y Carlos Acuña en representación del consejo directivo nacional, exigió de “una vez por todas que el tratamiento de la iniciativa no cargue las tintas sobre los haberes de jubilados y pensionados y beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo”.

La central obrera ratificó hoy el estado de “sesión permanente” del consejo directivo a fin de instrumentar “las medidas de fuerza que correspondan”.

Y explicó que ante la convocatoria a sesión extraordinaria para analizar la reforma previsional fue “imprescindible” la presencia en “la calle de los trabajadores para impedir que se avanzar con la ley y los derechos de quienes ofrecieron su esfuerzo por el país”.

“El sistema previsional corre serio riesgo de transformarse en la caja que el gobierno necesita para achicar el déficit fiscal. El pueblo trabajador, en la puerta del Congreso, se manifestó ayer en rechazo de esa ley e impidió la sesión y, con ello, la aprobación de una norma contraria a los intereses de los jubilados actuales y futuros”, concluyó el documento de prensa firmado por el consejo directivo nacional de la CGT.