Desplazan a Gendarmería y el lunes habrá policías porteños

''

El Gobierno quiere evitar otra tarde de portales web y canales de TV atiborrados de imágenes de gendarmes reprimiendo manifestantes en los alrededores del Congreso. Por eso, la sesión del lunes, en la que el oficialismo buscará aprobar la reforma previsional, estará custodiada por la Policía de la Ciudad de Buenos Aires.

La modificación se inscribe en el largo conflicto que mantienen la Nación y el Gobierno porteño por el control de las calles en los días que aflora la protesta social. Cerca de Horacio Rodríguez Larreta suelen argumentar que la Ciudad es víctima de manifestaciones destinadas a cambiar políticas nacionales, un razonamiento que cuestiona Patricia Bullrich, ministra de Seguridad, para quien esa discusión quedó saldada cuando las comisarías de la Policía Federal quedaron bajo al control porteño.

Según reveló un ministro del Ejecutivo a Clarín, el cambio en la custodia de la marcha del lunes fue anunciado por los funcionarios nacionales a un grupo de gobernadores y diputados peronistas ayer en el encuentro que mantuvieron en el Congreso para acordar el tratamiento de la modificación de la fórmula de aumento jubilatorio.

En ese encuentro, varios diputados del Interbloque Federal (la bancada en la que pesan siete gobernadores peronistas distanciados del kirchnerismo) plantearon que será muy difícil volver a sesionar en el clima de violencia y enfrentamiento que se pudo ver el jueves. “No podemos tener otra vez a los gendarmes tirando gases y balas de goma en la calle”, dijo uno de los diputados. Esa preocupación es compartida por varios ministros del gabinete de Mauricio Macri.

El jueves fue muy notoria la presencia de la Gendarmería en las calles. Participaron más de 1.700 efectivos: 900 eran gendarmes, 280 de la Policía Federal, 110 de Prefectura Naval, 78 de la Policía de Seguridad Aeroportuaria. Sólo había unos 330 de la Policía de la Ciudad, ubicados en los lugares menos conflictivos.

El lunes, esa proporción cambiará y los gendarmes de cuerpos antidisturbios que poblaron las calles porteñas toda la semana desde que se desplegaron para custodiar las reuniones de la OMC se quedarán en los regimientos.

La participación de fuerzas federales, precisamente, se debió a que numerosos efectivos de la Ciudad se encontraban asignados al operativo de la OMC.

Esta noche, el Ministerio de Seguridad de la Nación dio a conocer un comunicado en el que confirma que será la Policía de la Ciudad la encargada de llevar adelante el operativo en los alrededores del Congreso de la Nación.

“En el marco del operativo planificado para la reunión de la OMC en Buenos Aires y dada la orden de servicio impartida a todas las fuerzas integrantes del Comando Unificado, las cuatro fuerzas federales y la Policía de la ciudad de Buenos Aires tenían tareas asignadas con anticipación a la convocatoria de una reunión especial en el Congreso de la Nación”, indica el texto.

A continuación, agrega: “En ese marco y con carácter excepcional, las fuerzas federales bajo la conducción del Ministerio de Seguridad y la coordinación operativa de la Secretaría de Seguridad cubrieron las necesidades de brindar seguridad al Congreso de la Nación frente a amenazas de tomas del mismo y de acciones violentas”.

“Terminada la misión exitosa de la OMC, se vuelve a la normalidad operativa y la ciudad de Buenos Aires asume su responsabilidad primaria sobre su jurisdicción. La Nación prestará el apoyo pedido por ésta, tal como se realiza cotidianamente, de manera subsidiaria”, concluye.