Berizzo: “Estoy muy bien de salud, aunque frustrado por el empate”

''

El entrenador del Sevilla, el argentino Eduardo Berizzo, resaltó tras el 0-0 ante el Levante en el Sánchez Pizjuán, en el que volvió a dirigir al equipo tras ser operado de un cáncer de próstata, que de su enfermedad está “muy bien” y “frustrado” por el resultado que se dio este viernes.

Berizzo, sobre el aspecto deportivo, dijo en la sala de prensa del estadio sevillista que en la primera parte estuvieron “al ritmo del Levante” y que en la segunda sí encontraron “peligro” y hubo la sensación de que se podían ganar, por lo ahora deben “ver los errores, que los hubo, para corregirlos”.

El argentino, operado a finales de noviembre y que no se pudo sentarse en el banquillo en los anteriores cuatro partidos del Sevilla, dijo que le hace “caso a los médicos” y que no quiere “correr riesgos”.

“Estoy aquí porque los médicos me han autorizado. Hoy quería estar aquí después de una derrota (5-0 ante el Real Madrid) y necesitaba estar y decirle a los jugadores que su entrenador está con ellos”, relató.

Berizzo quiso agradecer “a la gente por el apoyo y al departamento médico del club y del Hospital Sagrado Corazón -donde fue tratado-” y destacó que esos comportamientos le han hecho enamorarse “más de este club”.

También subrayó que “cuando el equipo no juega exactamente bien la afición lo expresa” y que venían de perder en Madrid “y no ganar hoy lo acentúa. Cuando el resultado no es el deseado lo manifiesta y están en su derecho”.

Berizzo, preguntado por la situación del centrocampista francés Steven Nzonzi, quien lleva varias semanas sin ser convocado “por decisión técnica”, dijo que “es un tema a evaluar en este parón”.

“Lo que sucede en el vestuario se queda en el equipo. Cualquier posición que tomemos será valorada con la dirección técnica”, añadió.