Monseñor Martín pidió un diálogo “maduro y sereno”

''

La Iglesia expresó su preocupación por los hechos de represión y “violencia política” ocurridos este jueves en el marco del debate por la reforma previsional que planea implementar el gobierno nacional.

El arzobispo de Rosario, Monseñor Eduardo Eliseo Martín se mostró “consternado” por lo ocurrido y pidió que los problemas se resuelvan dialogando.

“La violencia se ha ido incrementando, esperemos que cese”, indicó, y solicitó “un diálogo maduro y sereno porque los jubilados son una de las partes más débiles de la sociedad”.

“Pedimos que cuando se elaboren estos proyectos se tenga en cuenta el bien de las personas”, cerró.

Conferencia Episcopal Argentina

“Para responder a las muchas urgencias y angustias de nuestros hermanos más frágiles, especialmente los jubilados, y para construir una sociedad justa y equitativa, no existen dos caminos, el diálogo o la violencia, solamente hay uno, el diálogo”, aseveró el mensaje de la Comisión Ejecutiva del Episcopado.

“En estos días las familias argentinas han sido conmovidas por una creciente violencia política, que no solo se ha registrado en las calles, sino que ha llegado incluso al interior del Congreso impidiendo su normal funcionamiento”, señaló la Iglesia en su mensaje, difundido a través de la agencia AICA.

“Parece necesario repetirlo: únicamente a través del respeto por las instituciones democráticas, que garantizan un diálogo al servicio del bien común, será posible superar las dificultades que agobian a nuestro pueblo”, expresó el Episcopado.