Oesquer denunció cerca de cien despidos en la industria local

''

El secretario general de la Unión Obrera Metalúrgica Seccoinal Rafaela, y de la Regional local de la CGT, Roberto Oesquer, se mostró indignado ante los proyectos de reforma laboral y previsional que impulsa el gobierno y no dejó títere con cabeza. Aparte de declararse asqueado por la postura de gobernadores, senadores y diputados del justicialismo que están apoyando al gobierno, consideró que la gestión de Macri está “jugando con fuego” y, en la parte medular de sus declaraciones, enumeró cerca de un centenar de despidos en la industria metalúrgica. “Hay empresarios que para sobrevivir están importando partes chinas para reemplazar a la producción nacional”, alertó.

Entrevistado en el programa “Nada personal”, que se transmite por la 97.3 FM Universidad, Oesquer advirtió que las reformas previsional y laboral que pretende sancionar el gobierno “son totalmente regresivas, lamentables, y vienen de un gobierno que está llevando a una situación insostenible a la industria nacional”. En ese punto, enumeró “serios problemas en el orden local: hay 15 despidos en Vecal, 20 despidos en Berandebi, 20 despidos en Top Line, Fernando Pongolini ya lleva cerca de 40 despidos. En el resto del  país tenemos a Vasalli que está despidiendo a 150 operarios, 10 mil trabajadores que van a perder su empleo en Río Grande y Ushuaia. Tenemos problemas en Tandil, en Mercedes, en Rosario. El gobierno está jugando con fuego”, advirtió.

En la misma línea, aseguró que “los únicos que hablan son los gremios. Los representantes empresarios apoyaron a este modelo y se callan. Hay un montón de empresas que están sustituyendo producción por importaciones. En Sunchales, una empresa se quedó con 5 empleados porque trae válvulas de importadas. Hasta mi empresa, VMC Refrigeración, que funciona bien porque su mercado está bien, tiene máquinas de última generación y sólo trabajan al 30% de la capacidad instalada porque está trayendo piezas importadas. Doy ejemplos porque en este país no existe la premisa de la industria nacional. Como decía Carlos Pellegrini: sin industria no hay Nación”.

“Queremos entrar en el mundo globalizado –enfatizó- y no nos da el cuero. Cuando montones de países se protegen, incluido Estados Unidos, nosotros queremos ser la Niña Bonita y nos van a llover las inversiones por obra y gracia del espíritu santo. Somos los mejores…. Qué vamos a hacer los mejores: somos los reyes de los coimeros”, disparó.

“Nos quieren hacer creer que los únicos ladrones son Báez, De Vido y Zannini. Que me dicen de Calcaterra, Caputo, el clan Macri, los contrabandos de autos, los Panamá Papers? Tenemos para hacer dulce con la clase política argentina. Y encima parece que está todo permitido, que las soluciones van a venir solas. Vamos a tener serios problemas. La verdad es que parece que en Rafaela no pasa nada, cuando hay empresas que están empezando a ofrecer jubilar por anticipado, pagando el 50%, porque se ven venir que los van a tener como empleados hasta los 70 años cuando la gente no tenga para comer. Quisiera ser optimista, siempre lo fui, defiendo a la industria regioanl, acompaño a las empresas de la ciudad, firmamos la conformidad para los preventivos de crisis, pero hay situaciones que escapan de control. Macri está convirtiendo al fin de año en algo explosivo. Veo que estos se está desbarrancando para mal, no se pueden imponer las cosas con negocios turbios. Nos quieren hacer creer que lo otro era la mafia y esto es la pureza. Y lo que tenemos hoy es una mafia generalizada.

Para el dirigente metalúrgico, “Macri está llevando al país a una situación insostenible, quiere imponer cosas antes de fin de año,  cuenta con la anuencia de los gobernadores y los senadores y diputados justicialistas. Ya tenemos la Banelco, la Cirrus, la Link, lo que quieran tenemos. Es una cosa que no admite seriedad, responsabilidad, transparencia. Parece que todo tiene un precio”, insistió.

Casi sin respirar, Oesquer se descargó con todo: “Los gobernadores quieren meter bajo tierra a los jubilados para salvar su situación. Lo vemos todos los días acá: arrebato a los jubilados, cuento del tío a los jubilados, desvalijan casas de los jubilados. Ahora les hacen pagar el ajuste a los jubilados. ¿Quién defiende a los jubilados? Hay que poner la cabeza fría y darse cuenta hacia dónde vamos. Si tenemos 100 mil millones de pesos de déficit y se lo quieren sacar a los jubilados, estamos equivocados de acá a la China”.

Sobre la reforma previsional

Para Oesquer, “el 80% de la población se ha manifestado totalmente en contra de estos proyectos porque es una aberración lo que está planteando el gobierno. Quiere plancharle la jubilación a la gente. Estamos hablando de un haber de 7 mil pesos. Pretenden quedarse con un ahorro de cien mil millones de pesos a costa de los jubilados es una aberración total. Lamentablemente es un proceso que ya vivimos. Cuando Patricia Bullrich, en el gobierno de De la Rúa, le descontó el 13% a los jubilados, pasaba lo mismo: igual estructura de gobierno, mismo pensamiento político, mismo lineamiento internacional. Apuntan a cubrir el déficit fiscal a costa de los que menos tienen y los más indefensos, que son los jubilados. No admite otra señalización de todas las organizaciones gremiales del país y la sociedad en sí tiene que verse reflejada, porque todos nos vamos a jubilar en algún momento”.

En la misma dirección, advirtió que “vamos a un camino sin retorno porque no solamente quieren planchar la jubilación, sino que nos quieren llevar la edad del retiro a los 70 años. Lo están planteando con que eso será objetivo, en realidad va a ser obligatorio, porque los haberes van a ser tan bajos que la gente se va a ver obligada a trabajar a mayor edad de lo que pueden”.

“En distintas actividades, como la metalúrgica y otras que  requieren uso de fuerza, la gente se va a morir antes de los 70 años. Se va a ver obligada a trabajar porque no le va a alcanzar el haber ni para comer. Esto no le sirve tampoco a las empresas. ¿A qué empresa le va a convenir mantener a un soldador de 70 años, cuando un chico de 25 es más sano, puede producir el doble , le va a salir el 40% más barato y va a genera otra fuente de trabajo?”, se preguntó.

Mientras en Buenos Aires se desarrollaban los acontecimientos en el Congreso, Oesquer insistió en que  ” el gobierno pasó la raya. Están militarizando el Congreso, piensan reprimir ferozmente porque quieren imponer este modelo neoliberal como sea. Esto no va a terminar bien si no se entiende que si tenemos un problema no lo pueden pagar los que ya no tienen nada para aportar. Los jubilados no tienen más remedios, ni Pami que funcione bien. Es una situación muy difícil”.

Al volver sobre la situación de la industria local, sostuvo que el el tema de las fundiciones, las autopartistas, hay mucha sustitución por importaciones. “Cada cual se trata de salvar como puede. El industrial sabe que si no importa él va a importar otro y lo que trata de hacer es cuidar lo que tiene. Hay muchas empresas que van a China para traer partes. A lo mejor de un producto que arman 8 partes son chinas y 2 son argentinas, pero salen con etiqueta nacional. Por suerte hay industrias que están sosteniendo la producción. Mahle interactúa, tiene 180 plantas en el mundo, puede armar distintos negocios y nichos de mercados. Motorparts también está fabricando para motores de competición de Estados Unidos, hasta trajeron máquinas robotizadas como para optimizar su producción. Acompañamos a esas empresas, pero son casos puntuales. Hay empresas que tienen serios problemas y han despedido gente”.

Tampoco el kirchnerismo se salvó de sus críticas. “En la última etapa del gobierno anterior hubo un exceso de personalismo, un cristinismo que estancó la economía, se dejaron de generar puestos de trabajo y hubo retrocesos. Y eso dio lugar a este nuevo proyecto político, y este proyecto tiene muy poco en cuenta a la industria nacional. Veo con preocupación una deuda desbordante y el mismo gobierno lo reconoce. Ahora quiere encontrar con los jubilados. Seguro que se malgasta plata por un montón de lugares, pero la rosca política y las negociaciones que hay son lamentables. Incluso el peronismo. Schiaretti es el primer traidor del peronismo, le da pie al gobierno para que siga avanzando con las medidas neoliberales. Y encima te quiere correr por izquierda”, cerró.