Unión cerró la primera fase con una victoria

''

En la noche del jueves, el Tatengue terminó con los 14 partidos de la parte inicial de la Liga Argentina. Para su tranquilidad, fue con una victoria frente a San Isidro. Así, concluyó esta etapa con 7 conquistas y 7 caídas, un 50% que le servirá para lo que viene.

En el inicio del encuentro, todo fue para el local. Rápidamente se puso arriba por 10-0 gracias al rival que ingresó dormido al campo de juego. A eso los santafesinos lo aprovecharon para tomar ventaja, pero pronto comenzarían a descontarle. Cuando el visitante se despabiló pudo cerrar el cuarto a 4 del dueño de casa (21-17).

La segunda parte fue mala para Unión. Con el aro cerrado por momentos, y sufriendo una buena efectividad de San Isidro, le empataron faltando 7 minutos para el descanso. Luego, Alejandro Arca logró volver a darle diferencia al Tate, pero un triple de Agustín Pérez Tapia hizo que, por primera vez, la visita pase al frente. Andrés Mariani volvió a dar la igualdad, pero una ráfaga de puntos de los de San Francisco desembocó en la mayor ventaja para ellos (+8). Finalmente, los protagonistas se fueron al vestuario con un 34-40 para los de Pagura.

Los últimos 20 minutos dejaron ver un avance de Unión en el juego. Siendo casi infalibles en defensa y precisos en el aspecto ofensivo, pasaron a ganarlo en varias ocasiones, pero el rival siempre recuperaba. Sobre la conclusión del tercer cuarto, quedaron a sólo una unidad en el marcador, lo que indicaba que la última parte iba a ser más que entretenida.

Fue en el tramo terminal, Andrés Mariani tomó el timón del barco. Tras empezarlo de mala manera, Unión volvió a fortalecerse en sus facetas más importantes y así comenzó a cambiar la historia. Dos triples de quien retornó hoy, Mariani, fueron claves, además de la búsqueda de faltas, la velocidad y la presión de Matías Borsatti, Santiago Ferreyra y Miguel Isola. James Cambronne también hizo lo suyo siendo el mayor goleador de la noche (22). Con todos ellos tomando un papel esencial, el Tatengue volvió a ponerse al frente y tomó una buena diferencia para cerrar con un 81-75 y festejar.

Quien no vio minutos fue Gastón Torre, y un golpe de Miguel Isola podría preocupar al cuerpo técnico, aunque jugó hasta el último segundo.

Declaraciones:
Andrés Mariani: “Estoy muy contento por haber sacado adelante un partido realmente difícil. A uno, después de tantos días afuera, la cabeza le va a mil, pero por suerte me salieron bien las cosas. En el último cuarto tuve algunas acciones buenas en ofensiva, a veces con dudas y algunas pérdidas, pero en un momento importante del encuentro me fue bien. Creo que en el segundo tiempo fuimos más agresivos y nos hicieron menos cantidad de puntos. La realidad es que no ganamos nada, hay que rendir examen todos los partidos y esperamos arrancar la segunda fase de la mejor manera”.

Así, Unión volverá a jugar el lunes 18 de diciembre, ya disputando la siguiente parte de la Liga Argentina. Su primer encuentro será contra Talleres de Tafí Viejo en el Estadio Ángel P. Malvicino desde las 21.30 horas. Los tucumanos culminaron cuartos en la Conferencia Norte con seis partidos ganados y ocho perdidos, una conquista menos que el Tatengue.

 

Informe de Florencia Ramírez (FR7)