El exdueño de Místico cerró un juicio abreviado por cuatro años de prisión efectiva

''

Juan Carlos “Pelusa” Cisneros, el exdueño del bar nocturno Místico, de la peatonal santafesina -San Martín al 2700-, concluyó con la causa que lo tiene en prisión preventiva desde julio del año pasado tras quedar detenido a raíz de una investigación penal iniciada de oficio por la Agencia de Trata de Personas del gobierno provincial.

El hombre oriundo de la ciudad de Coronda (departamento San Jerónimo) acordó una pena de cuatro años de prisión efectiva tras poner su firma en un juicio abreviado cerrado entre el fiscal del caso, Omar De Pedro y su abogado particular, Néstor Oroño.

El acuerdo se dio ante la jueza de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Susana Luna, la cual deberá homologar el juicio en los próximos cinco días.

La causa fue iniciada en 2016 a raíz de una investigación llevada a cabo por personal de la Agencia de Investigación sobre Trata de Personas en relación al delito de “promoción y facilitamiento de la prostitución”. La misma comenzó en marzo de ese año y derivó en julio en la detención de Cisneros tras un allanamiento efectuado por agentes de la Tropa de Operaciones Especiales (TOE).

Tres días después de aquella detención, el juez de primera instancia, Héctor Gabriel Candioti, dispuso que Cisneros quede en prisión preventiva hasta que la causa llegue a juicio oral.

Desde ese entonces el exdueño se encontraba detenido en la Unidad Penitenciaria Nº 2 de Las Flores a la espera de que se resuelva su situación procesal, la cual encontró su destino ayer en una audiencia realizada ante la jueza Luna.

Anteriormente, en agosto de este año, Cisneros tenía como fin acordar el abreviado por la audiencia se postergó. Dos meses después, en noviembre, fue nuevamente trasladado a tribunales para poner su firma en el juicio express pero se echó atrás en el acuerdo.

Al igual que El Stud

Al igual que Cisneros, el exdueño de El Stud -de Lisandro de Latorre y 25 de Mayo- , Guillermo Poch, cerró la misma pena en septiembre de este año, también por los mismos delitos.

Sin embargo, aquel abreviado resolvió que el exadministrador del bar nocturno deposite una suma de dinero -como resarcimiento- a las nueve mujeres que utilizaban las instalaciones para ejercer la prostitución. Las mismas fueron encontradas en la noche que se desplegaron los allanamientos que culminaron en la detención del mismo Poch y de Cisneros en Místico.