El ex Colón que sueña con ir al Mundial de Rusia

''

Era imposible que Cristian Pavón pasara inadvertido en la 25ª edición de los Premios Estímulo. Fue habitante del Mundo Talleres, lo es de Boca y, recientemente, de la selección argentina. Se ubicó al fondo del salón Cerro de Las Rosas del Hotel Holiday Inn y vino directamente con su familia (ver página 28) para vivir el evento por el que ya fue premiado en 2013 y en el cual ayer estuvo nominado como Deportista Cordobés del Año.

“Fue importante haber recibido aquella distinción porque estaba dando mis primeros pasos en Talleres y siempre me voy a acordar porque fue de mis primeros incentivos”, dijo el delantero nacido en Anisacate.

Uriel Cuitiño fue uno de los primeros en advertirlo y no quiso perderse la oportunidad de sacarse una foto. El pibito se hizo conocido tras una nota de Mundo D en la cual contó que él -arquero de Colonia Caroya- fingió una lesión para que su compañero pueda jugar la final del Fútbol Infantil de El Doce. Su simpatía por Belgrano no fue impedimento. “También soy de Boca”, le dijo a “Kichan”, quien recibió muchísimos requerimientos. Tras ellos, Cristian fue a buscar a Nahuel Bustos, el delantero de Talleres que recibió su Estímulo, y ambos posaron con una camiseta albiazul.

“Vine hace unas horas a Córdoba. Estoy con mi familia. Sabés que siempre me acompañaron. Este momento también es de ellos. La verdad es que no espera un año así. Fue muy movido. Con Boca terminamos punteros de la Superliga, que era lo que nos habíamos propuesto, y pude debutar en la selección. Me propuse hacer las cosas de la mejor manera para poder impresionar al cuerpo técnico encabezado por Jorge Sampaoli. Por suerte, pude hacer lo que sabía”, analizó “Kichan”.
-¿Qué fue lo mejor?

-Todo. El nuevo título con Boca. Jugué siempre. Es lo que me permitió ir a la selección y que llegaran muchas ofertas. Lo de la selección fue un momento único y me llegó al alma. Yo entrenaba con todo en Boca, siempre dando lo mejor, cuando llegó la citación al club. El papel me lo habían puesto en mi banco y decía: “Se comunica al señor Cristian Pavón su citación…”. Imaginate lo que fue, cómo me temblaron las piernas.

-¿Cómo fue la anécdota con Messi?

-Ja. Cómo lo conocí…

-En el “baby” de Canal 12 decías que jugabas como él.

-Sí, ja. El tema fue así. Estaba desayunando con Darío Benedetto y cayó Lionel. Ahí nos preguntó cómo nos había ido en el viaje y se sentó a desayunar con nosotros. Más nervioso me puso… Fue bueno. Llegó a lo que llegó por cómo es y por cómo se cuida. Yo hago igual.

-Después vinieron los goles de Sergio “Kun” Agüero y el elogio de Lionel Messi, quien dijo: “Pavón puede ser un jugador muy importante para la selección por las características que tiene. No sólo es rapidísimo, sino que decide bien”.

-Cuando empezó el partido con Rusia, estaba en el banco y miraba atento el juego. Miraba cómo se movían Di María y Salvio. Cuando entré hice lo mío, que es tocar e ir a buscar. Es lo más fuerte que tengo. Por eso se la toqué a Messi, me la devolvió y le tiré el centro al “Kun”.

-Qué simple deber ser jugar con Messi…

-Se hace fácil jugar con él. Con los compañeros. También hacen que el juego se tranquilice. Si uno la pierde, la recuperan y hacen control de pelota. Si le picás a Messi, te la deja redonda. Lo único que te queda es pegarle vos o dar el pase al medio. Es único jugar con el mejor del mundo.

-¿Cómo fue tu diálogo con Sampaoli?

-Lo justo y lo necesario. No se va de boca. Es buena persona. Tras el partido con Rusia, se me acercó y me dijo: “Entraste muy bien. Nos hiciste ganar el partido”. Me puso muy contento.

-¿Te ves dentro del Mundial?

-Tengo que ir paso a paso. Primero viene la pretemporada con Boca para arrancar bien el 2018. Esperemos que llegue la citación para poder estar entre los 23 definitivos. Ojalá que se dé. Sueño con ir al Mundial de Rusia.

-¿Pensaste que llegarías a valer 30 millones de euros?

-Ja. Vos sabés todo lo que me esforcé. El año pasado fue bueno por haber jugado la Libertadores. Pero este fue superior. Ya son tres títulos. Tomamos la decisión de quedarnos con Guillermo Barros Schelotto. Arreglamos primero el contrato y pude estar tranquilo. Yo soy simple, trato de hacer lo que más le conviene al equipo. Eso es lo único.