Erbetta habló de las “cuentas pendientes de la justicia”

''

El presidente de la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe, Daniel Erbetta, brindó una extensa entrevista este miércoles, en la que realizó un balance del año, expresó las “cuentas pendientes” de la Justicia y aprovechó para hacer un anuncio importante: la creación de una oficina que pueda brindar datos oficiales sobre violencia de género y la capacitación en esta materia a operadores judiciales. También opinó de los presos que no regresan de salidas transitorias, del seguimiento de las personas prófugas y del descanso dominical.

Erbetta, quien dejará de ser presidente del máximo tribunal de Justicia santafesina a finales de diciembre, manifestó que el balance del año judicial fue “positivo” y destacó la puesta en marcha, el 12 de marzo del año próximo, de una prueba piloto para implementar la oralidad en los juzgados del fuero civil tras un convenio firmado con el Ministerio de Justicia de la Nación. A su vez, valoró la transparencia y los tiempos que maneja actualmente el sistema procesal penal en comparación con el anterior.

Consultado sobre las deudas pendientes del Poder Judicial, el miembro de la Corte expresó que la violencia de género es una. “Es una problemática que afortunadamente se puso más de manifiesta, que se exteriorizó cuando antes estaba invisible. Se trabajó mucho, pero es una deuda pendiente. Queremos crear una oficina dependiente de la Corte como hay a nivel nacional y capacitar a los operadores judiciales para internalizarlos en el problema”, comentó.

Reincidentes

Al hablar sobre la reincidencia, se trajo a colación el caso de Ricardo Albertengo, por lo que el ministro remarcó que un juez no puede adelantarse a los actos que puede cometer una persona y preguntó cómo esa persona en particular estuvo prófuga al no regresar de una salida transitoria. “Debería generarse una unidad capacitada para buscar prófugos, lo hablé con (el ministro de Seguridad Maximiliano) Pullaro y comparte la idea. Cada uno tiene su dificultad, pero conceptualmente está de acuerdo. La Policía actualmente no tiene un esquema de seguimiento (de internos con salidas transitorias”, señaló.

Sobre una presunta distancia que percibe una parte de la sociedad con respecto a algunas decisiones y tiempos de la Justicia, respondió: “Se debe a múltiples factores. La gente espera que todo lo resuelva el Poder Judicial pero a la vez es el poder del que más desconfía. A veces no se tienen todas las condiciones para atender toda la demanda social; a la gente hay que darle una respuesta en un plazo razonable. Ningún juez debe naturalizar que haya procesos judiciales que duren cinco años. No es normal”.

Control en intervenciones telefónicas

Al ser interrogado sobre los casos del ex fiscal Fernando Rodrigo y del ministro de Seguridad, donde se investigan presuntas irregularidades o malos manejos de los pedidos de intervenciones telefónicas, Erbetta dijo que los jueces deben “controlar” y pedir la correspondiente fundamentación ante esas solicitudes.

“La Fiscalía debería tener un mayor control. Los jueces no son espectadores, su función es indelegable. Ante un allanamiento o pedido de intervención telefónica deben asumir la responsabilidad, controlar y pedir fundamentación”, sostuvo.

En términos hipotéticos contó que si un fiscal pidió “pinchar” el teléfono de un ministro y pasó una línea telefónica como si fuera “anónima” se trata de una situación “grave”. Evitó opinar sobre el caso de Pullaro, ya que en el caso de que la causa llegue a la Corte debería excusarse en la decisión.

Mayor cantidad de presos en Santa Fe

El ministro del máximo tribunal de Justicia también informó que desde la puesta en vigencia del nuevo Código Procesal Penal en la provincia “aumentó la cantidad de presos”. “Estamos viendo por qué. De modo que no hay puerta giratoria como a veces se dice. A su vez bajaron las prisiones preventivas de un 55 por ciento a un 45 aproximadamente. Esto se debe que el nuevo sistema permite tener prisiones preventivas a término, revisión de medidas cautelares periódicamente, sistema de audiencias y alcanzar una alternativa de solución rápida como un procedimiento abreviado”, ponderó.

Sobre la polémica del descanso dominical

El titular de la Corte recordó que no usó el doble voto para resolver si la normativa era o no constitucional porque “nunca” el máximo tribunal utilizó ese mecanismo. Agregó que la ley que brindaba esa facultad perdió vigencia por no haber sido aplicada en los últimos 20 años en la provincia.

“No es la primera decisión en la que desempata un camarista. Es insostenible la crítica. Además, no iba a romper un criterio sano. Implicaba que la Corte esté integrada por un súper ministro y otros cinco ministros”, concluyó.