Rescataron a tres adolescentes de un voraz incendio

''

Este miércoles, en las primeras horas de la mañana, en una vivienda de calle Cavia al 1400, tres adolescentes resultaron con graves quemaduras como consecuencia de la explosión de un bidón con nafta que fue llevado por uno de los menores, ignorándose aún como sucedió el desarrollo de la secuencia que terminó con la vivienda incendiada. La providencial llegada de dos oficiales del Comando Radioeléctrico rosarino, hizo que ambos policías ingresaran a la vivienda en medio del incendio y lograran rescatar con vida a los tres menores quemados, cuyas edades son de 16,14 y 13 años, los que inmediatamente fueron trasladados a hospitales, y los policías que actuaron también tuvieron que ser derivados a centros asistenciales con principio asfixia por intoxicación con monoxido de carbono. Varias dotaciones de bomberos trabajaron en el lugar hasta extinguir las llamas y producir el enfriamiento de las paredes del inmueble que resultó con daños importantes.

Los vecinos que viven en inmediaciones de una vivienda en calle Cavia al 1400 de la ciudad de Rosario, escucharon una explosión seguida de gritos desgarradores provenientes del interior de la vivienda, y entonces llamaron a la central de emergencias 911 y exigieron la presencia de la Policía porque personas atrapadas en el interior de la finca que había comenzado a incendiarse. Así fue como el operador envió a los dos policías que patrullaban las calles del barrio, los que llegaron en pocos minutos, ingresaron a la finca e inmediatamente sacaron a tres adolescentes quemados. Lucas de 16 años, Emanuel de 14 y Valentina de 13, los que fueron derivados al hospital Alberdi de la ciudad de Rosario en estado desesperante.

Luego, Emanuel de 14 años, fue trasladado al hospital de niños Víctor Vilela, y los médicos que lo revisaron constataron que presentaba el 70 por ciento del cuerpo quemado, siendo su estado grave, y por eso quedó internado en la unidad de terapia intensiva. Lucas quedó internado en el hospital Alberdi, y tiene quemado el 90 por ciento de su cuerpo; y respecto de Valentina de 13 años, se supo que presenta quemaduras en brazos y en piernas. Los dos policías del Comando Radioeléctrico, Gauna y Vaca, que rescataron a los tres adolescentes quemados tuvieron que ser derivados de urgencia al hospital Alberdi por tener comprometidas las vías aéreas por inhalación de monóxido de carbono, los que recibieron atención médica y quedaron internados en observación.

Los peritos del Cuerpo de Bomberos Zapadores policiales que trabajaron en el lugar, supieron que uno de los menores llevó a esa vivienda un bidón con nafta, y por algún motivo que es materia de investigación, entró en contacto con el fuego, y se produjo el incendio con las consecuencias apuntadas.

Informaron sobre la ocurrencia del incendio y sus consecuencias a la Jefatura de la Unidad Regional 2 Rosario de la Policía de Santa Fe y éstos hicieron lo propio con el fiscal en turno del Ministerio Público de la Acusación.