Prorrogan la prisión efectiva a cinco policías

''

Cuatro policías imputados por el doble crimen de Emanuel Medina y David Campos, asesinados el pasado 23 de junio luego de una persecución por el sur de Rosario, continuarán con prisión preventiva, mientras que otros dos seguirán con prisión domiciliaria.

Ante el vencimiento del plazo de prisión preventiva, ayer se hizo una audiencia en que los fiscales Adrián Spelta y Luis Schiappa Pietra pidieron la prórroga de los imputados. Sin embargo, en la revisión de medida cautelar que se realizó ayer en la sala 1 de la Oficina de Gestión Judicial de los Tribunales Provinciales de Rosario, la mayoría de los policías imputados corrieron con mejor suerte, ya que siete fueron puestos en libertad y otros dos se vieron beneficiados con arresto domiciliario.

La audiencia de ayer se prolongó debido a que cuatro imputados pidieron declarar y se pasó a un cuarto intermedio. En la jornada de hoy, se resolvió prorrogar la prisión preventiva efectiva por el plazo de la ley a cuatro policías del Comando Radioeléctrico (Alejandro Rubén B., Hugo Daniel B., Leonel Emiliano M. y Fernando Hernán V.) y un integrante de la Policía de Acción Táctica (Marcelo E.). Asimismo, continuarán con prisión domiciliaria Paola Lorena C. (del Comando) y Javier C. (PAT).

Asimismo, no se hizo lugar al pedido de las defensas de morigeracion domiciliaria o libertad para los imputados Marcelo E., Fernando Hernán V., Hugo Daniel B. y Leonel Emiliano M..

En la jornada de ayer se resolvió otorgar la libertad como alternativa a la prisión preventiva, fijando domicilios y cumplimiento de reglas de conductas, para cuatro miembros del Comando (Walter O., Germán M., María R., Daniela A. y Ricardo A.), y dos de Acción Táctica (Alexis T. y Alejandro B.). Además, Claudio C. y Aldo B. (ambos de la PAT) quedaron con arresto domiciliario.

Un oficial del Comando Radioeléctrico, Alejandro Rubén B., sería el que se encuentra más comprometido en la causa y continuará con prisión preventiva efectiva.

En septiembre pasado, Spelta imputó a 17 policías por encubrimiento y a uno por homicidio agravado (Alejandro Rubén B.), al que se después se sumó Leonel Emiliano M. con la misma imputación a raíz de la declaración de dos acusadas.

El pasado 23 de junio al mediodía, el Volkswagen Up en el que iban Campos y Medina se estrelló contra un árbol en Callao al 5700 tras casi media hora de persecución. El auto fue rodeado por policías que dispararon contra los ocupantes del vehículo, que recibieron al menos catorce tiros.