Del Potro piensa en el 2018: debutará en el Abierto de Australia

''

Juan Martín del Potro esta en Tandil, su ciudad, realizando la pretemporada para el 2018. Allí trabaja pensando en lo que será su debut en el circuito el próximo año, nada menos que en el Abierto de Australia que comenzará el 15 de enero.

Del Potro quedó a las puertas de terminar entre los primeros 10 del ranking en el 2017. Hoy ocupa el puesto 11 en el ranking ATP, gracias a una gran segunda mitad de año. En ese tiempo, Delpo trabajó con Sebastián Prieto como entrenador y esa será su gran novedad para el año próximo: lo confirmó en su puesto.

“Me aporta un orden y tranquilidad. Estuve mucho tiempo sin entrenador, armando qué ejercicios hacer, buscando las pelotitas… eso genera un desgaste y lo sentí. Estuvimos juntos (NdR con Prieto) 5 o 6 torneos y mi nivel aumentó mucho. Ni hablar de los resultados”, comentó Del Potro desde Tandil. “Es una gran motivación seguir juntos”, agregó el mejor argentino del circuito.

Como confirmó Delpo, comenzará el 2018 en el Abierto de Australia, torneo que no disputó en el 2017. “Es un torneo que siempre tiene sorpresas. El calor es un gran factor a tener en cuenta. A mí siempre me gusta ir lejos. Espero arrancarlo bien”, sostuvo.

El próximo 14 de diciembre, en el Luna Park, Del Potro se enfrentará con el australiano Nick Kyrgios

La primera mitad del 2017 no fue buena para Juan Martín del Potro. En nueve torneos que jugó, incluyendo Wimbledon, ganó 14 partidos y perdió nueve. Sólo en Delray Beach, el Masters 1000 de Roma y Roland Garros ganó más de un partido. En los dos primeros torneos mencionados, ganó tres. En Francia, sólo dos.

Sin embargo en la segunda mitad del año la cosa mejoró y mucho para el tandilense. Más aún cuando comenzó a trabajar con Prieto como entrenador, para el US Open. En Washington y los Masters 1000 de Montreal y Cincinnati, previos al US Open, la cosa siguió igual. Perdió en la segunda rueda de los dos primeros y en la tercera del restante.

En el US Open Del Potro volvió a demostrar toda su capacidad. Venció a Thiem en cuartos y a Roger Federer en una histórica semifinal a en cuatro sets, para caer ante Nadal en la definición. Luego pasó por China (segunda rueda), el Masters 1000 de Shanghai (cayó en semis con Roger), el título en Suecia, la caída en la final de Suiza ante Federer y la derrota en cuartos en el Masters 1000 de París frente a Isner. En esa segunda mitad, ganó 25, perdió nueve y se fue con un título.

“Mi primera mitad de año es muy importante. En este 2017 que se va, no jugué bien en el comienzo. Así que si lo hago bien el año próximo, puedo avanzar mucho”, sostuvo el tandilense. “Me motiva jugar mucho, finales, grandes desafíos. Enfrentar a los mejores”, cerró Del Potro.