Los argentinos, más carnívoros que nunca

''

Fieles a la marca registrada de Argentina en el mundo y a los clásicos asados, se registró un aumento significativo en el consumo de carne vacuna. Tan es así, que de acuerdo al informe de noviembre de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y derivados de la República
Argentina (Ciccra), el consumo -aparente- por habitante promedió fue de 58,4 kg/año entre enero y noviembre de 2017, y en términos anuales alcanzó una mejora de 6,4%.

Según detalla la cámara, en términos absolutos, los envíos de la industria frigorífica vacuna al mercado crecieron en 204 mil toneladas de res con hueso (r/c/h) con respecto a enero-noviembre de 2016. “De acuerdo con nuestras estimaciones, el mercado interno absorbió 165,1 mil tn r/c/h del crecimiento de los envíos, 80,9% del mayor volumen ofrecido por la industria. De esta forma, el consumo interno total habría ascendido a 2,36 millones de tn r/c/h de carne vacuna, 90,4% del total comercializado”, precisa el estudio.

El precio en la góndola

Uno de los temas que más preocupa a los argentinos son los precios y más aún, si se trata de una compra de carne. En este sentido, según del trabajo de Ciccra, en el mostrador del Gran Buenos Aires (GBA), en noviembre el consumidor de carnes se encontró con la siguiente realidad: el precio promedio de los cortes de carne vacuna subió otro 0,8% mensual.

En tanto, al comparar los valores de noviembre de 2016 e igual mes de 2017 surge que el kilo de carne vacuna en el mostrador verificó una suba de 16,3%.

En este sentido, cabe aclarar que en lo que va del año los precios relevados en los primeros once meses muestran un crecimiento muy por debajo de la inflación (21,1%), según expresó el consultor ganadero Víctor Tonelli.

Para Ciccra, en relación a la hacienda en pie el precio de la carne todavía tiene espacio para seguir avanzando. A su vez resalta que: “El consumidor está hoy en su mejor escenario porque tiene oferta suficiente y a bajos precios”

En comparación con la carne aviar y porcina, en lo que va del 2017, la carne vacuna registró una suba en el precio del 15,3%, mayor a la de cerdo (10,8%) y a la de pollo (2,7%). 

En sintonía con el tema, días atrás el presidente de la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales Argentinas (Fifra), Daniel Urcia, estimó que el precio de la carne vacuna en mostrador se mantendrá hasta marzo o abril de 2018.

La faena más alta en ocho años

En noviembre de 2017 la faena de hacienda vacuna volvió a crecer de manera significativa. Según consignó el informe mensual de Ciccra, en total se sacrificaron 1,130 millones cabezas, es decir casi 10% más que en noviembre de 2016.

Entre enero y noviembre de 2017 se faenaron 11,57 millones de cabezas de hacienda vacuna, lo que representó un crecimiento de 8,6% anual. “Fue el nivel de actividad más elevado de los últimos ocho años”, destaca la cámara.

En tanto, en los primeros once meses del año se produjeron 2,6 millones de toneladas r/c/h, lo que representó una mejora de 8,5% interanual. La mayor producción se explicó totalmente por el crecimiento de la cantidad de cabezas faenadas.

Exportaciones

Respecto a los envíos al exterior, Ciccra menciona en su informe que en octubre de 2017 el Senasa certificó exportaciones de carne vacuna por un total de 20.418 toneladas peso producto (tn pp). “Hay que remontarse a febrero de 2010 para encontrar un volumen superior (93 meses atrás)”, aclaran. En términos mensuales crecieron 30,8% y en términos anuales, 40,4%.

De acuerdo a los datos del trabajo, en los primeros diez meses del año se enviaron al exterior 154,8 mil toneladas pp de carne vacuna, es decir 28,3% más que en enero-octubre del 2016. “Convertidas a toneladas res con hueso, según nuestras estimaciones las exportaciones de carne totalizaron 224.463 tn en los primeros diez meses del año (+18,7% anual)”, señala la cámara en el informe.

ib