Las paritarias de 2018 deberían cerrar en 16,6%

''

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, aseguró que las negociaciones paritarias de 2018 deberían cerrar en el 16,6% porque esa es la expectativa de inflación de las empresas para el próximo año y que el Banco Central registra a través del Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM).

“Las expectativas -de inflación- del sector privado que releva el Banco Central están en 16,6% para el año que viene y entonces uno debería esperar que las paritarias para el año que viene cierren en ese número”, dijo el funcionario. 

En declaraciones a radio Mitre, el jefe de Hacienda expresó también que una inflación núcleo del 1,3% como la reportada por el Indec esta semana “es un buen número” dado que durante el kirchnerismo con precios y tarifas congelados la núcleo “nunca bajaba del 2%”. 

Dujovne destacó que esa desaceleración de la inflación se esté observando a pesar de la modificando los precios relativos y con un tipo de cambio flotante que es dominado por el mercado financiero. 

“Poco a poco, lo que uno ve son mejoras. Venimos de un descalabro tal que las mejoras inevitablemente van a tomar un tiempo”, indicó el funcionario, quien le quitó dramatismo al impacto en la economía de las altas tasas de interés que establece el Banco Central. 

Según el funcionario, en el Gobierno de Mauricio Macri “se conversa pero también se respeta la autonomía del Banco Central”, por lo que si bien hay funcionarios que están más ansioso por la actividad, hay otros que lo están por la inflación. 

“Y ese es el armado institucional que rige en la mayoría de los países del mundo. Hay un equilibrio en el que el Banco Central es un poquito más conservador”, indicó el funcionario. 

Dujovne insistió que quien decide las tasas de interés es el Banco Central y “hay darle la derecha”, por lo que habría que “bajar el nivel de ansiedad” porque si bien se pretende que aumente la actividad, también se busca que baje la inflación. “Cuanto más rápido baje la inflación más rápido vamos a crecer”, agregó el funcionario. 

También reconoció que el déficit fiscal es alto, pero aclaró que el Gobierno está instrumentando medidas para bajarlo y de hecho el gasto con relación al Producto Bruto Interno “está bajando 2 puntos, del 43 al 41%”. “El gasto en términos reales está cayendo 4% real y eso ocurre con una economía que está creciendo”, dijo.
El ministro de Hacienda opinó sobre la reforma previsional al asegurar que “lejos estamos de un escenario en el cual hay una pérdida para los jubilados”.
La medida logró el martes dictamen de comisión en Diputados, en un acalorado debate con acusaciones cruzadas entre oficialismo y oposición. “Lejos estamos de un escenario en el cual hay una pérdida para los jubilados. Lo que hacemos es modificar una fórmula, del 2009, cuando el gobierno anterior mentía con la inflación”, señaló.
El funcionario consideró que “los jubilados este año están mejorando sus haberes reales un 3 por ciento, y el año próximo, lo harán cerca del 5 por ciento”.
Por otra parte, manifestó que el gobierno actual recibió “una economía muy desajustada y la única manera de repararla es con tiempo”. Además evaluó que lo que sucedió ayer en el tenso debate en el plenario de comisiones “fue muy triste”.
“Lo que se vivió en Diputados ayer fue penoso y no refleja el trabajo que venimos haciendo en un diálogo constructivo y republicano. Fue muy triste con barras introducidas por la oposición donde nos cantaban como los nazis que ”donde vayan los vamos a ir a buscar””, indicó.
Consultado sobre un eventual paro de la CGT, dijo: “Espero que no se produzca” porque “tenemos que seguir debatiendo en el Congreso”. Y pidió no hacerlo “en la calle, sino donde corresponde, que es el Congreso”. 
“Venimos de un oficialismo que cuando había cosas que no le gustaba rompía los índices, los falseaba, dejaba de publicar los datos de pobreza; ayer queríamos discutir la reforma previsional, y los que no querían oír eran sectores que vienen acostumbrados a muchos años de autoritarismo”, remarcó el ministro.